México

Chofer del BMW llevaba todo un día de “fiesta”; buscan demandar a bar y valet parking

Según los exámenes que le realizaron, también había consumido drogas

El peritaje de la procuraduría capitalina indicó que ni el copiloto ni los demás acompañantes tenían puesto el cinturón de seguridad y tampoco se dieron cuenta de que el chofer se estaba quedando dormido

De acuerdo con el conductor del BMW que se estrelló en el Paseo de la Reforma y por el cual murieron cuatro personas, el accidente ocurrió en un “pestañeo”, en el cual se descuidó al momento de estar tras el volante.

A pesar de esto y según la carpeta de investigación CI-FCH/CUH-5/UIC/D/689/03-2017 y la judicial 002/292/2017, el conductor Carlos Salomón se quedó dormido al volante y no se dio cuenta que alcanzó los 180 kilómetros por hora.

Un día antes, Carlos había salido de fiesta, por lo que el día en el que ocurrió el accidente ya tenía 24 horas sin dormir, cansado y alcoholizado, por lo que decidió retirarse de la fiesta, aunque no imaginó que su cansancio terminaría en la muerte de cuatro personas, ya que fue en un pestañeo cuando ocurrieron los hechos.

El peritaje de la procuraduría capitalina indicó que ni el copiloto ni los demás acompañantes tenían puesto el cinturón de seguridad y tampoco se dieron cuenta de que el chofer se estaba quedando dormido.

El accidente fue de tales magnitudes porque para su mala fortuna terminaron impactados contra un poste de acero de la Comisión Federal de Electricidad (FCE) el cual tenía 10 centímetros de diámetro. Así, el impacto fue devastador, tanto que el poste ni siquiera se movió.

Al despertar del accidente, Carlos Salomón no supo qué había pasado.



Comentarios

comentarios

Abr 4, 2017