12, Octubre, 2017

Habían sido invitados a un almuerzo con el Papa

El pasado 1 de octubre, un grupo de 20 reos italianos fueron invitados para almorzar con el Papa Francisco en Bolonia, al norte de Italia, sin embargo dos de ellos aprovecharon el momento para darse a la fuga.

Los dos prófugos formaban parte de un sistema de encarcelamiento abierto en un centro especial de reinserción cerca de la ciudad italiana Módena, integrado por reos considerados altamente peligrosos y toxicomaníacos, de acuerdo con medios italianos.

Se desconoce si los prófugos almorzaron o no con el Papa antes de desaparecer.

El papa Francisco acostumbra reunirse con los presos durante sus viajes a cada país que visita.

Lee la nota completa en HuffingtonPost

Te puede interesar



Comentarios

comentarios