Mundo

FBI investiga posibles nexos entre Rusia y el gobierno de Trump

Rusia pudo haber intervenido durante la carrera presidencial

La agencia de investigación también desmintió lo dicho por Trump sobre que el gobierno del expresidente Barack Obama lo había espiado justo antes de las elecciones

James Comey, quien es director del FBI, confirmó por primera vez una investigación sobre la interferencia rusa durante la carrera presidencial de 2016, especialmente una posible coordinación entre miembros de la campaña de Donald Trump y el Kremlin.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Comey aseguró que el FBI “está investigando los esfuerzos del gobierno ruso para interferir en la elección presidencial de 2016”.

“Eso incluye investigar la naturaleza de los lazos entre individuos asociados con la campaña de Trump y el gobierno ruso y si hubo alguna coordinación entre la campaña y los esfuerzos de Rusia”, dijo.

El director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), comentó que a pesar de que la agencia no da a conocer sobre las investigaciones en curso, se le autorizó hacer una excepción debido a la alta importancia que el tema tiene para interés público.

“Esta es una labor sumamente compleja, por lo que no les puedo dar una fecha exacta de cuándo concluirá”, señaló Comey.

Comey y el Director de la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA, por sus siglas en inglés), Mike Rogers, negaron que el expresidente Barack Obama haya ordenado espiar a Donald Trump durante la campaña presidencial, como él mismo había acusado en su cuenta personal de Twitter.

“El FBI y el Departamento de Justicia no tienen información para apoyar esos tuits”, dijo Comey ante legisladores al ser cuestionado sobre la acusación hecha por Trump tres semanas atrás, y quien hasta ahora no ha ofrecido evidencia alguna para respaldar su dicho.

Además, Rogers negó que su agencia haya solicitado a su contraparte británica, GCHQ, conducir un espionaje electrónico contra Trump como lo repitió la semana pasada la Casa Blanca, al indicar que eso habría constituido una violación de la ley que impide a agencias estadunidenses espiar a sus ciudadanos.

A pesar de que los comités de inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes indicaron que no existía evidencia que soportara la acusación de Trump, las resoluciones de Comey y Rogers le dan más peso, por ser estas las agencias a cargo de investigar temas de espionaje doméstico y conducir espionaje electrónico, de manera respectiva.

Cabe señalar que hace unas tres semanas, en la cuenta de Twitter de Donald Trump acusó a Obama de haber ordenado espiar sus conversaciones telefónicas en la Torre Trump en Nueva York, justo antes de las elecciones de noviembre pasado.

“¡Terrible! Acabo de enterarme que Obama tenía mis ‘cables interceptados’ en la Torre Trump justo antes de la victoria. Nada Encontrado. ¡Éste es MaCartismo!”, publicó Trump en Twitter en el primero de seis mensajes.

Lee la nota completa en Aristegui Noticias

Comentarios

comentarios

Mar 20, 2017