México

Los Pinos envía miles de cartas y se niega a decir cuánto gastó en ello

Tampoco se conoce la empresa encargada de imprimir dichas misivas

Presidencia señaló que no realizó registro ni de la erogación ni de la localización de los ciudadanos por nombre y domicilio, por lo que declaró “inexistente” la información relativa a la carta

El primero de septiembre de 2014, una carta llegó a miles de hogares en México, la cual venía en un sobre personalizado, rotulado con la frase “Mover a México” y en el lado superior derecho, podía verse la foto del presidente Enrique Peña Nieto.

En esta publicación, Peña le expresaba al “estimado ciudadano” los cambios de su administración, por lo que los invitaba a continuar “sumando esfuerzos para alcanzar un nuevo México”.

“En 21 meses de gobierno, a partir del diálogo y el acuerdo, se concretó la agenda de reformas transformadoras. Ahora, vamos a poner esas reformas en acción, para que sus beneficios lleguen gradualmente a todas las entidades del país, a todos los sectores y hogares de México”, acusó Peña.

Para estas cartas se utilizaron toneladas de papel para que el mensaje presidencial llegara a miles de ciudadanos, así, también se ocultaron los datos de cuánto se gastó en ello, cómo y dónde obtuvo la presidencia la base de datos de los nombres de los ciudadanos y los domicilios a los que Peña Nieto escribió.

A pesar de esto, la presidencia señaló que no realizó registro ni de la erogación ni de la localización de los ciudadanos por nombre y domicilio, por lo que declaró “inexistente” la información relativa a la carta de Peña Nieto ante los ciudadanos mediante el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, según quedó asentado en el acta de la sexta sesión extraordinaria del Comité de Información de Los Pinos.

La negativa gubernamental fue justificada con tres motivos: la información está reservada, es confidencial o es inexistente. Los argumentos para estas clasificaciones son la protección de los datos personales, la vulnerabilidad de la seguridad de los funcionarios o la del país, o porque no se hizo registro y no hay evidencia documental. Así, las entidades gubernamentales determinan qué no revelar.

Sumado a esto, surgieron otras dudas entre los ciudadanos, quienes buscan saber qué empresa fue contratada para imprimir dichas cartas, cuántas fueron en total o de dónde se tomó el dinero para ello.

En dicha misiva, el presidente les explica a los ciudadanos sobre el proceso legislativo de cinco reformas que pretendía impulsar, en dicho momento, hace dos años, la aprobación del mandatario estaba en 40 por ciento, hoy en día, apenas llega al 10 por ciento, por lo que su carta de “Mover a México” no logró el impacto esperado.

Lee la nota completa en SinEmbargo

Comentarios

comentarios

Mar 20, 2017