17, Febrero, 2017

La remodelación estuvo a cargo de la empresa Acapro de Hidalgo S.A. de C.V.

La Auditoría Superior de la Federación prevé un daño patrimonial a la hacienda pública federal de 10 millones 792 mil 899 pesos

Después de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) llevara a cabo una revisión a la remodelación del Estadio Cuauhtémoc, concluyeron que la obra fue construida con materiales de mala calidad, además de que existe una solicitud de procedimientos de responsabilidades administrativas para funcionarios públicos y la recuperación de recursos invertidos en la obra.

El dictamen que fue terminado el pasado 15 de diciembre de 2016, señala que se generaron varias observaciones y promociones para que la Contraloría del Estado comience con las investigaciones para determinar las omisiones de funcionarios públicos.

Esta remodelación estuvo a cargo de la empresa Acapro de Hidalgo S.A. de C.V., misma que costó 688 millones de pesos, y fue reabierta en noviembre de 2015.

Las mejoras se enfocaron en el estacionamiento, cimentación para la estructura metálica de gradas, fachadas, construcción de palcos, reemplazo de butacas, remodelación de sanitarios y construcción de zonas comerciales.

Tras la entrega de este informe, la auditoría emitió seis solicitudes para que la Contraloría del Estado determine la responsabilidad de los servidores públicos de la Secretaría de Infraestructura ante posibles omisiones.

Dentro de los señalamientos, se acusa que se autorizó y pagó por trabajos de “mala calidad”, ya que se colocó una carpeta de asfalto que ya presenta fisuras, al cambiar el espesor del material de 18 a 15 centímetros.

Sumado a ello, los funcionarios no revisaron de “manera adecuada” los precios extraordinarios propuestos por la constructora Acapro, además de que tampoco se aplicaron las estimaciones en referencia a las retenciones económicas del cinco por ciento por el atraso en los trabajos.

Además, entre las observaciones hechas por la remodelación del Estadio Cuauhtémoc, la ASF prevé un daño patrimonial a la hacienda pública federal de 10 millones 792 mil 899 pesos.

Por su parte, pidieron que se aclarara el destino de otros 101 millones 30 mil pesos ante la duplicidad de pagos, ya que las cantidades pagadas no coinciden con lo que recibieron de material.

Lee la nota completa en E-consulta

Te puede interesar



Comentarios

comentarios