19, Junio, 2017

Ochoa Reza fue el director de la CFE cuando se hicieron dichos contratos

Según las investigaciones, entre 2013 y 2017 esta empresa fundadora de Iusacell ha logrado obtener contratos millonarios a través de una fórmula en la que dos empresas simulan ser competidoras

Carlos Peralta Quintero, quien es el presidente y director general de Grupo IUSA, supuestamente se ha visto beneficiado con contratos con la CFE por más de 11 mil 833 millones pesos mediante la simulación de competencia, de acuerdo con una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Según las investigaciones, entre 2013 y 2017 esta empresa fundadora de Iusacell ha logrado obtener contratos millonarios a través de una fórmula en la que dos empresas simulan ser competidoras.

Sobre sale que en esas fechas Enrique Ochoa Reza, actual presidente nacional del PRI, fue el director general de la CFE.

Las involucradas son las firmas de IUSA y de Controles y Medidores Especializados (Conymed), compañía encabezada por Andrés Tort Rivera, quien es el apoderado legal y hermano de Mariana Tort Rivera, esposa de Peralta Quintero.

En el acta constitutiva de Conymed aparecen Antonio y Andrés, pero como coinciden los apellidos y la fecha de nacimiento, creen que pueda tratarse de la misma persona, sumado a ello, en el registro público únicamente aparece Andrés Tort, con la misma fecha de nacimiento.

A pesar de que Conymed se constituyó en 2011, fue hasta 2013 que comenzó a participar en las licitaciones para la compra de medidores de la CFE.

Dieron a conocer que la manera en la que se llevan los contratos es que tanto empresas del Grupo IUSA como Conymed presentan ofertas en partidas diferentes de las mismas licitaciones, de manera que no hay competencia entre postores, y ambas resultan ganadoras.

Sin embargo, Estéfano Conde, director de Relaciones Institucionales de Grupo IUSA, negó que Conymed forme parte del conglomerado.

“Es una empresa que tiene una licencia expedida por IUSA. Es otro fabricante de medidores (…) Es una licencia de tecnología de la fabricación de equipos. El medidor que fabrica esta empresa es un medidor que IUSA no fabrica”, acotó.

Por su parte, en la investigación se informó que al menos entre 2013 y 2016, los intentos de otros participantes por entrar al negocio de los medidores fracasaron. Además, la CFE dijo que no había favorecido a las empresas señaladas.

“La CFE rechaza beneficiar a ninguna empresa a los fallos de licitación, ya que conforme a la normatividad aplicable son procedimientos de libre concurrencia y cualquier empresa que cumpla los requisitos puede participar (…)”.

Lee la nota completa en Expansión

Te puede interesar



Comentarios

comentarios