Categorías
México

Calderón defiende a Loret de una posible censura y le recuerdan cuando Aristegui fue sacada del aire

Si Loret sale del aire se confirmará el “perfil autoritario” de este gobierno, escribió

Hasta ahora la programación en W Radio sigue sin cambios

Felipe Calderón expresó su preocupación por una supuesta salida del aire de Carlos Loret de Mola, tras los cambios en W Radio, y usuarios le recordaron cuando la periodista Carmen Aristegui dejó de transmitir en radio después de que hablara sobre su supuesto alcoholismo.

La noche de ayer, la familia Miguel Alemán y socios tomaron las instalaciones de W Radio, tras haber comprado el 50 por ciento de las acciones a Televisa Radio.

Al respecto Radiópolis informó que el nuevo director general de la empresa será Ignacio Carral Kramer, en sustitución de Francisco Cabañas, de acuerdo con el diario El Financiero.

Mientras tanto, en redes sociales comenzaron a especular sobre un supuesto intento de censura, en especial contra Loret de Mola, quien apenas hace unos días difundió unos videos donde Pío López Obrador, hermano del Presidente, recibe dinero.

Al respecto, Calderón escribió que si el comunicador perdía su espació en dicha frecuencia “se confirmará el perfil autoritario, antidemocrático, intolerante de este gobierno. El más represor de la libertad en décadas”.

No obstante, varios periodistas le recordaron como en 2011, cuando aún era presidente, ordenó sacar del aire a Aristegui después de que ella comentó en su noticiero el supuesto alcoholismo del mandatario.

W Radio no tendrá cambios

Ricardo Muñoz, director de dicha estación, confirmó a Proceso que continuarán con su programación habitual.

“Lo que te puedo decir es que no habrá cambio el día de mañana, todo mundo estará trabajando como cualquier día y esperamos que los accionistas diriman sus controversias”, dijo al semanario.

En julio pasado Televisa vendió su participación accionaria en Radiópolis a Grupo Coral por mil 248 millones de pesos.

Ahora la familia Alemán posee el 50 por ciento, mientras que la española Grupo PRISA tiene el otro 50 y el control de la empresa radiofónica que opera las estaciones W Radio, Los 40 Principales y la Ke Buena.