Categorías
Tendencias

Coca-Cola habría pagado a científicos para ocultar relación de bebidas azucaradas con la obesidad 

Una investigación analizó la información intercambiada entre la compañía y dos universidades

Coca-Cola pagó a la organización al menos 1.5 millones de dólares en 2015 y recompensó a los académicos afiliados

Un grupo de investigadores publicó esta semana en la revista médica Public Health Nutrition una investigación en la que acusa a Coca-Cola de pagar millones de dólares para que algunos estudios científicos publicados restaran importancia al papel que juegan las bebidas azucaradas en la obesidad. 

Durante la investigación, los especialistas analizaron mil 800 correos electrónicos intercambiados entre la sede de Coca-Cola Company en Atlanta con la Universidad de West Virginia y la Universidad de Colorado, ambas universidades participaron en el Global Energy Balance Network (GEBN), considerada una organización sin fines de lucro, dedicada al estudio de la obesidad en EU, entre 2014 y 2015.

Los investigadores aseguran que dicha organización fue creada por la propia Coca-Cola para minimizar los vínculos entre la obesidad y el azúcar.

Asimismo encontraron que la compañía benefició a la organización con al menos 1.5 millones de dólares en 2015 y pagó de forma adicional a académicos afiliados al grupo para realizar investigaciones.

Además, se descubrió que los científicos beneficiados por la multinacional terminaron promoviendo la idea de que era la falta de ejercicio y no la mala dieta la principal causa de obesidad en EU.

“Coca-Cola utilizó a académicos de salud pública para llevar a cabo tácticas clásicas del tabaco para proteger sus ganancias”, declaró Gary Ruskin, director ejecutivo de US Right to Know.

Los investigadores acusan a GEBN de restar importancia al hecho de que Coca-Cola Company era uno de sus principales donantes. En su intento por ocultarlo, infló el número de sus otros socios colaboradores, destacó RT.

“Nuestra preferencia sería tener a otros patrocinadores a bordo primero. De momento, contamos con dos patrocinadores, Coca Cola y un donante anónimo”, se puede leer en uno de los correos electrónicos encontrados.

El estudio también muestra la influencia de Coca-Cola en las políticas de salud pública, tras apoyar a un red de académicos, denominada “Email Family” (la familia del correo electrónico) que “promovió mensajes asociados con su estrategia de relaciones públicas”. Su estrategia consistía en apoyar a esos científicos en el avance de sus carreras y el desarrollo de sus instituciones médicas.