Condenan a cadena perpetua a mujer transgénero acusada de violar a varias reclusas

Octubre 11, 2018 1:15 pm

Karen White se declaró mujer transgénero a pesar de conservar sus genitales masculinos

En prisión aprovechó su cercanía con las reclusas y las atacó sexualmente

Karen White es una mujer transgénero de 52 años que se encontraba en prisión preventiva acusada de tres violaciones que cometió cuando era hombre y se llamaba Stephen Wood.

Bajo ese nombre cumplió una condena de año y medio en la cárcel por conducta obscena contra un menor.

Sin embargo, a pesar de no haberse sometido a ningún cambio de sexo y conservar sus genitales masculinos, las autoridades aceptaron su condición de transgénero y la enviaron a una cárcel de mujeres para cumplir con el resto de su condena.

Días después de su encarcelamiento, White aprovechó su cercanía con las reclusas y las atacó sexualmente. 

La mujer admitió dos de las cuatro acusaciones en su contra, las cuales ocurrieron entre septiembre y noviembre del año pasado y que involucran acoso sexual, manoseo indebido, exhibición de sus genitales y comentarios inapropiados sobre sexo oral

Luego de las investigaciones, el juez Christopher Batty condenó a Karen White a cadena perpetua.

“Representa un significativo riesgo de hacer daño a niños, mujeres y a la gente en general”, sentenció.

Este caso ha revivido la polémica de dónde deben ser encarceladas las mujeres transgénero que han sido condenadas por abusos sexuales cuando eran hombres. El debate se centra en si la declaración personal de género es suficiente para que una esa persona sea recluida en una cárcel de mujeres.

Los grupos que se oponen a esa autodefinición alegan que le daría a hombres haciéndose pasar de mujeres transexuales acceso a mujeres vulnerables, como las que están en prisión.

Por su parte, activistas defensores de los derechos de las personas transgénero señalan que los presos de esa comunidad ya se encuentran entre los reclusos más vulnerables y han quedado defraudados por el sistema.

Por su parte, el fiscal Christopher Dunn dijo que White es una “supuesta transgénero”, ya que cree que usó esa condición “para estar en contacto con personas vulnerables de las que poder abusar”.

Cuando la acusada compareció ante el tribunal de magistrados en la ciudad de Leeds, en julio pasado, declaró que no había asaltado a las reclusas porque no le atraían las mujeres y que sufría de disfunción eréctil.

Sin embargo, una de las violaciones por las cuales fue condenada sucedió cuando estaba en su etapa de transición de hombre a mujer.

Frances Crook considera que cualquiera que haya cometido crímenes sexuales o violentos contra mujeres, que quiera ser transferido pero que no ha completado el cambio de sexo, o sea “todavía tiene su pene y sus hormonas masculinas”, no debería ser colocado en una cárcel de mujeres.

De acuerdo con una investigación de la BBC, de los 125 presos transgénero en cárceles británicas, 60 son criminales sexuales.

Se cree que unos 25 ya están en cárceles de mujeres y otros 34 presos que nacieron hombres y viven como mujeres están en cárceles especiales masculinas para criminales sexuales.

Comentarios

comentarios