Categorías
Tendencias

Condenan a cadena perpetua a una mujer que dejó morir de hambre a su hijo

La mujer y su pareja guardaron el cuerpo en una caja de juguetes

Ella fue declarada culpable de homicidio en primer grado y otros cuatro cargos de abuso infantil

Raquel Barreras, de 44 años de edad, fue condenada a cadena perpetua más 24 años de prisión por haber matado de hambre a su hijo de tres años de edad y guardar el cuerpo en una caja de juguetes.

De acuerdo con la publicación de Noticieros Televisa, los delitos ocurrieron entre el 2013 y 2014, en Tucson, Arizona, EU. La mujer actuó en complicidad con su pareja, Martín Barreras.

El dueño de la casa, donde la pareja abandonó el cuerpo del niño, fue quien encontró los restos y de inmediato reportó los hechos a la policía para que detuvieran a la pareja.

El Departamento de Seguridad Infantil fue señalado durante el juicio por no verificar la situación del menor y tres de sus hermanos mayores, pese a que sabían que los padres eran adictos en recuperación.

Debido a los antecedentes, en el 2010, dicha institución había tomado la custodia de los niños pero luego los devolvió a la pareja, con el pretexto de que Martín ya había terminado con su programa de desintoxicación y su esposa estaba en el proceso.

Tras una serie de investigaciones, un juez declaró a Raquel culpable de homicidio en primer grado y otros cuatro cargos de abuso infantil, ya que no solo privó a su hijo de alimento sino que también le prohibió jugar y hablar.

Por su parte, Martín enfrentará cargos por abuso infantil y espera ser enjuiciado el próximo 6 de agosto.