México

Eliminan obstáculo legal que impedía a iglesias sumarse al proyecto de la 4T

Jun 19, 2019

El Artículo 83 del reglamento establece la participación eclesiástica en la vida pública nacional de México

El gobierno buscaría aprovechar a asociaciones y movimientos de índole religiosos para reconstruir el tejido social del país

El gobierno federal eliminó el obstáculo legal que impedía formalizar la participación de las iglesias en el actual proyecto de transformación social y política.

El pasado 31 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador expidió un nuevo Reglamento Interior de la Secretaría de Gobernación (Segob), relativo a las nuevas atribuciones de la denominada Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos.

En su inciso XIX, el Artículo 83 del reglamento, establece la participación eclesiástica en la vida pública nacional de México.

“XIX. Proponer y coordinar estrategias colaborativas con las asociaciones religiosas, iglesias, agrupaciones y demás instituciones y organizaciones religiosas, para que participen en proyectos de reconstrucción del tejido social y cultura de paz que coadyuven a la consecución de las atribuciones materia de la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos”, según lo publicado en el Diario Oficial de la federación.

El propósito del actual gobierno sería utilizar la vasta estructura de las iglesias a lo largo del país para impulsar objetivos sociales de la Cuarta Transformación.

  Bajar los salarios es populista y no ayuda a combatir la corrupción: Fernández de Cevallos

El gobierno buscaría aprovechar la presencia y la penetración de asociaciones, grupos y movimientos de índole religiosos, sin importar credo, para reconstruir el tejido social.

Según información de Aristegui Noticias, el proyecto político-social tiene, al menos, tres meses que se discute de manera oficial dentro de la Segob.

La abogada Daniela Álvarez Maury, quien encabeza la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, junto con funcionarios de esta dependencia, iniciaron con reuniones oficiales desde el pasado mes de marzo.

En ellas, se habría dado un acercamiento y evaluación con jerarquías de distintas iglesias mexicanas, participantes en las Mesas Sectoriales de trabajo, para incorporar distintas opiniones en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

El exsacerdote de Chiapas, Héctor Humberto Miranda Anzá, fue designado como responsable de la Dirección General de Asuntos Religiosos para coordinar los trabajos con el resto de los liderazgos religiosos.

A su vez, Miranda Anzá junto con el director adjunto, Jorge Lee, un abogado especializado en derecho eclesiástico, buscaron de manera persona a los representantes de las iglesias para que colaboren en esta reconstrucción social.

IFT otorga concesión a grupo evangélico para que difunda contenidos por cable

 

Jun 19, 2019