Hombre transgénero tenía dolores de parto y no lo atendieron porque pensaban que sólo estaba obeso

Mayo 16, 2019 8:14 am

La enfermera que atendió al paciente consideró que sus dolores abdominales no eran de gravedad

Se le practicó una cesárea de emergencia, pero el bebé nació muerto 

Un hombre transgénero no fue atendido de manera oportuna en un hospital, luego de que llegara quejándose de un fuerte dolor abdominal. La enfermera que lo revisó no consideró que se tratara de una emergencia, puesto que el paciente era obeso y había dejado de tomarse su medicamento para la presión arterial.

Sin embargo, para sorpresa de todos, la molestia abdominal que presentaba el paciente correspondían a dolores de parto, lo cual derivó con la vida del bebé, informó El Universal.

Este caso médico fue presentado en la revista New England Journal of Medicine, para evidenciar lo difícil que resulta asignar etiquetas o asumir cosas en una sociedad que cada vez tiene más variantes de género en los deportes, el entretenimiento y el gobierno.

“El punto no es lo que sucedió con este individuo en particular, sino que es un ejemplo de lo que sucede con las personas transgénero que interactúan con el sistema de salud”, declaró la autora principal del informe, la doctora Daphna Stroumsa, de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

En el artículo no se especifica el nombre del paciente ni el lugar en el que ocurrieron las cosas. Solo se sabe que era una persona de 32 años de edad, que al llegar al hospital le explicó a la enfermera que era transgénero, que desde hace años no había menstruado y que había tomado testosterona, una hormona que tiene efectos de masculinización y puede disminuir la ovulación y la menstruación.

Asimismo, explicó que que había dejado de tomar su medicamento para la presión arterial cuando se quedó sin seguro médico.

A pesar de los fuertes dolores abdominales del paciente, la enfermera consideró que no eran de gravedad, a pesar de que él le había dicho que una prueba casera de embarazo que se realizó había salido positiva y que antes de llegar al hospital había sentido una posible ruptura de membranas y de trabajo de parto.

Más tarde, un médico revisó al paciente y confirmó que se encontraba en labor de parto. Un ultrasonido mostró signos inciertos de una actividad cardíaca fetal, y un examen reveló que una parte del cordón umbilical se había metido al canal de parto, por lo que se ordenó una cesárea de emergencia, en la cual el hombre dio a luz a un bebé muerto.

“Si una mujer hubiera llegado con síntomas similares seguramente habría sido atendida y evaluada con más urgencia por problemas relacionados con el embarazo”, escribieron los autores en el artículo.

“La formación médica debería incluir situaciones con pacientes transgénero” de forma que los trabajadores de salud estén más preparados para satisfacer mejor sus necesidades, comentó la doctora Tamara Wexler, especialista en hormonas del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

El caso es horripilante, pero “no terriblemente sorprendente”, acusó Gillian Branstetter, portavoz del Centro Nacional para la Equidad de Género de Washington.

Las personas transgénero a menudo enfrentan problemas para obtener atención médica específica como la detección del cáncer cervical, el control de la natalidad y la evaluación para el cáncer de próstata.

Se necesita hacer más para mejorar la cultura médica y el reconocimiento de la diversidad debido a que “las consecuencias pueden ser muy graves, como este caso lo muestra”, concluyó Branstetter.

Comentarios

comentarios