Categorías
México

Hospital dio de alta a su esposa sin estar recuperada y le siguen cobrando casi 1 mdp

Don Jesús tuvo que internar de nuevo a su esposa

Acusa que fueron víctimas de una negligencia médica, pues el doctor que atendió a su esposa la dio de alta pese a saber que aun tenía llagas que debían tratarle

A finales de julio se dio a conocer que el Instituto de Seguridad del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) había condonado una deuda de casi un millón de pesos a un campesino de nombre Jesús Villavicencio, cuya esposa llevaba cerca de dos meses internada por probable Covid-19, en Metepec.

Sin embargo, no pasó una semana desde que la señora María Isabel Flores, esposa de don Jesús, fue dada alta cuando tuvo que ser hospitalizada de nuevo en dicho municipio.

Villavicencio mencionó que a su esposa la dieron de alta pese a que aún tenía varias llagas que debían curarle, pues se le hicieron cuando estuvo intubada.

De acuerdo con Excélsior, don Jesús acusa al encargado de la comisión Mixta del ISSEMyM, Alberto Morales Hernández, por dar de alta a su esposa y agregó que todavía le sigue cobrando el adeudo que supuestamente ya había sido condonado.

“El señor se colgó la medalla de héroe diciendo que había sido un éxito del hospital, lo que es totalmente falso. El doctor Morales me la entregó sabiendo que no estaba apta. Va bien, no la a va reconocer por la pérdida de peso, yo lo sabía, pero nunca me dijeron que no habían tratado esas llagas. El 60 por ciento de mi esposa llegó con llagas”, relató Villavicencio.

Cinco días después de que María Isabel Flores saliera del hospital, se sintió mal nuevamente y sus familiares tuvieron que buscar ayuda.

Don Jesús señaló que en casa la estaban tratando con curaciones casera para aliviar las heridas, a pesar de que esa situación le correspondía a los médicos.

“La vida de una persona no tiene precio y ese señor fue causante de tener a mi esposa así. Lo acuso de negligencia médica porque no debió autorizar así el alta”, reclamó el campesino.

Por este motivo, la familia tuvo que empeñar su casa para terminar de internar a la señora María Isabel en una clínica particular en Toluca. Don Jesús añadió que no quiso llevarla al ISSEMyM de nuevo, por temor a que le cobraran más dinero.

Además contó que fue con una persona para venderle su casa y en su desesperación le dijo que le diera lo que quisiera.

“En ese momento el señor me dijo, te doy a cuenta 100 mil pesos y luego hablamos, aquí le piden a uno de entrada esa cantidad”, dijo.

“No tengo inconveniente en deshacerme de mi casa y de lo que yo pueda hacer, porque la vida de mi esposa no tiene precio. Se lo juro y se lo digo, la vida de mi esposa no tiene precio”, manifestó Jesús Villavicencio.

Por su parte, el ISSEMyM argumentó que la señora María Isabel Flores fue dada de alta porque ya había mejorado, además se le entregaron los medicamentos para su recuperación.

Con respecto a la condonación de la deuda, el instituto señaló que sigue en proceso y que el fin de semana le ofrecieron apoyo a Don Jesús, pero él se negó, pues dijo que contaba con el apoyo de la sociedad civil para hospitalizar a su esposa en una clínica privada.