Ingeniero mexicano crea un material orgánico que sustituye al unicel

Enero 9, 2019 12:46 pm

Fue reconocido como uno de los 35 Innovadores Menores 35 de Latinoamérica 

“Fungicel” es un sustituto de espumas sintéticas que se produce de desechos agrícolas y tarda en degradarse 30 días 

Axel Gómez Ortigoza, un biotecnólogo mexicano, creó un material orgánico que se absorbe en la naturaleza en 30 días, hecho a base de compuestos de desecho que son transformados por hongo, con el cual se podría sustituir al unicel, un material sintético que se degrada en cientos de años.

El joven investigador fue reconocido por la revista MIT Technology Review en español como uno de los 35 Innovadores Menores 35 de Latinoamérica en el 2018, en la categoría de Inventores.

Gómez Ortigoza, ingeniero en biotecnología por el Tec. de Monterrey, explicó en entrevista para el periódico La Jornada que su material llamado “Fungicel” es un sustituto de espumas sintéticas que se produce de desechos agrícolas, paja principalmente, misma que es sometida por hongos.

El científico mexicano explicó que la empresa “Polybion”, creada junto a su hermano Alexis Gómez-Ortigoza, licenciado en administración financiera por la misma casa de estudios, cuenta con un cepario de más 20 especies de hongos que se alimentan de madera y que fueron colectados de bosques mexicanos.

“La paja se esteriliza y se muele, se vierte en una incubadora donde se agrega el hongo y en 15 días tenemos el biomaterial. El hongo sirve como un aglomerante natural, además secreta quitina y ello le da todas las propiedades, como absorber el impacto igual que el unicel, así como ser moldeable, aislante y retardante al fuego”, detalló.

“El biomaterial es carbono neutral y se degrada naturalmente, puede ser usado como composta, y en 30 días se absorbe por la tierra y la nutre, tal como sucede por algas si va a dar al mar”, agregó.

El joven investigador detalló que se encuentra en el proceso de patente en México y EU de la metodología de modificación genética del hongo para la producción Fungicel, cuyo proceso que es barato, muy eficiente y emplea mínimos insumos.

Los primeros productos fabricados con el material biodegradable fueron empaques para botellas de vino. Además se han hecho pruebas de protectores de electrodomésticos, tal como se emplea actualmente el unicel.

“Trabajamos en mejoras del producto para modificar resistencia, impermeabilidad, que conduzca electricidad e incluso en que tenga color, olor y textura, es decir, sus propiedades organolépticas, para no gastar en pigmentos, aromatizantes o en presas para las texturas”, concluyó Axel Gómez.

En el 2017, “Polybion” ganó la competencia de pitch de INC Accelerator en Monterrey, el festival de emprendimiento e innovación más importante de Latinoamérica en el que participaron 100 empresas de diversos rubros.

Comentarios

comentarios