Joven denuncia cómo intentaron secuestrarla en la estación Zapata del Metro de la CDMX

Febrero 4, 2019 10:18 am

La joven pudo identificar las placas del taxi en el que intentaron secuestrarla

Al parecer, la PGJ capitalina ya cuenta con cinco casos en los que el modus operandi es el mismo, los cuales ya son investigados

El pasado jueves 31 de enero, una joven denunció que fue víctima de un intento de secuestro que inició dentro de las instalaciones de la estación Zapata del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México.

Todo comenzó a las 11:44 horas, en la estación que pertenece a la Línea 3, con dirección a Indios Verdes, según relató la víctima, identificada como Ashley.

La joven detalló que al estar dentro del vagón fue perseguida por un sujeto de entre 20 y 25 años de edad, delgado y de aproximadamente 1.60 metros de estatura.

El plagiario estaría rapado en los costados de la cabeza, con una coleta, y el cabello teñido de color lila. Además, tendría las cejas depiladas, un tatuaje en el cuello y lentes de aumento.

Ashley enfatizó que el hombre llevaba un celular, mismo que no dejaba de teclear mientras la seguía. “Iba en los vagones de en medio y me cambié al de mujeres, hasta donde me siguió y llegando a la estación Hospital General me bajé y se bajó atrás de mí”, dijo la mujer.

“Salí del Metro y ya no observé que me siguiera, pero al caminar por la calle de Doctor Francisco P. Carral, para dirigirme a la calle de Chiapas y al caminar media cuadra, un sujeto me llega por la espalda y mete sus manos por debajo de mis brazos y me sostiene fuerte del pecho”, indicó.

“Empiezo a forcejear para zafarme al mismo tiempo que gritaba ‘suéltame’”, agregó en su declaración que forma parte de la carpeta de investigación CI-FCH/CUH-8/UI-1 S/D/00470/01-2019, informó el diario Excélsior.

La joven trató de liberarse de su agresor, pero a unos metros se estacionó un taxi, de la marca Nissan, tipo Tsuru, color blanco con rosa, del que descendió otro sujeto que viajaba en la parte trasera para intentar sujetar a la víctima de las piernas.

Sin embargo, Ashley continuó resistiendo por lo que el conductor descendió para abrir la cajuela e intentar introducirla.

En ese momento una transeúnte se percató del hecho y comenzó a gritarles, hecho al que se sumó una comerciante que se encontraba recogiendo su puesto de tamales, quien les aventó un banco de plástico, lo que hizo que liberaran a la víctima.

Tras liberarse, la joven empezó a correr, pero memorizó las placas del taxi de sus plagiarios: A-3893C, luego llegó al plantel escolar en el que estudia, en donde fue atendida.

Esta denuncia y descripción ayudó a que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina pudiera elaborar una media filiación de los presuntos secuestradores y agresores de mujeres.

Fuentes referidas por Excélsior indicaron que ya son cinco casos en los que se detectó el mismo modus operandi: un sujeto ubica y sigue a sus víctimas dentro de las instalaciones del Metro.

A las afueras de las instalaciones del STC las acorralan y con la ayuda de por lo menos dos sujetos más intentan llevárselas a bordo de un vehículo.

 

 

Comentarios

comentarios