Las etapas de la Guerra de Independencia de México

Septiembre 15, 2017 7:01 am

La guerra de Independencia concluyó el 21 de septiembre de 1821

El objetivo de la guerra era liberarse del yugo del gobierno español 

La Guerra de Independencia es un periodo que duró 11 años a partir de aquel histórico 16 de septiembre de 1810, cuando el cura Miguel Hidalgo y Costilla se levantó en armas y convocó al pueblo de Dolores a derrotar al gobierno español opresor.

Fue hasta el 21 de septiembre de 1821 cuando el Ejército Trigarante, encabezado por Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, entró victorioso a la Ciudad de México para dar fin a esta guerra.

Antes del comienzo de esta guerra pasaron varios sucesos que llevaron al pueblo mexicano a levantarse en armas y enfrentar el yugo de la corona española.

La historia menciona que uno de los grandes pensadores de la época, Fray Melchor de Talamantes, propagó la idea de que México era basto en recursos naturales y que podía alcanzar su independencia cuando lo deseara, pues podía construir un gobierno en favor de los intereses de los mexicanos y no al servicio de los españoles.

Especialistas señalan que la Guerra de Independencia tiene cuatro momentos trascendentales que marcaron el rumbo de la historia, aquí te los presentamos.

Primera etapa

El inicio del movimiento de Independencia fue el 16 de septiembre de 1810 hasta la batalla de Puente de Calderón, en el actual municipio de Zapotlanejo, Jalisco, el 17 de enero de 1811.

La gente convocada por el cura peleaba con determinación y coraje. En ese momento los solados de Miguel Hidalgo eran unas 100 mil personas entre criollos, indios, mestizos y gente de las castas, mientras que los soldados españoles solo eran 50 mil personas.

Segunda etapa

Otro de los personajes más importantes de este movimiento de Independencia es José María Morelos y Pavón. Participó en la toma del Fuerte de San Diego en Acapulco, en 1813.

Durante este tiempo, los insurgentes se anotaron varios triunfos, entre ellos los del centro  de Cuautla, Morelos, donde llegaron a romper un importante cerco y los del sur en Acapulco y Chilpancingo, en Guerrero, donde incluso gestionó el primer Congreso de Anáhuac de la actual República Mexicana.

Tercera etapa

Con la muerte de José María Morelos y Pavón, fusilado en Ecatepec, Estado de México, el Ejército Insurgente quedó sin una figura que lo representara, hecho que favoreció para que los realistas al mando de Félix María Calleja recuperaran la ofensiva.

Durante este periodo se rinde el último reducto importante Insurgente y, técnicamente, los leales a la corona ganan la guerra.

Esta etapa concluye en febrero de 1821 con la firma trascendental del “Plan de Iguala”. Vicente Guerrero era prácticamente el único que seguía en pie de lucha.

Cuarta etapa

La última etapa de la guerra ocurrió entre el 24 de febrero de 1821 y el 27 de septiembre de ese mismo año, cuando el Ejército Trigarante, al mando del ex realista, Agustín de Iturbide, entró triunfal, junto con Vicente Guerrero, a la Ciudad de México.

Cuando los soldados comandados por Iturbide y los insurgentes que aún quedaban caminaron por la calle Madero hasta llegar al Zócalo, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se dio por terminado el conflicto de guerra y los mexicanos eran libres.

Lee la nota completa en México Desconocido 

Comentarios

comentarios