Mundo

Mexicanos sufren racismo durante partido de beisbol en Texas

Ago 6, 2019

La familia Romero denunció haber sufrido racismo en el parque de los Rangers

En una selfie que se tomaron se puede ver a un hombre mostrando su dedo medio

Una familia mexicana denunció en redes sociales haber sufrido racismo por parte de un aficionado de los Rangers de Texas durante su encuentro con los Tigers de Detroit, compartió el diario El Universal.

De acuerdo con una publicación en Facebook, Jessica Romero contó que un hombre se quejó entre habladurías de tener a familias hispanas sentadas delante y detrás en el estadio. En una selfie que se tomaron los mexicanos, se observa al sujeto mostrando su dedo medio.

Jessica narró que suelen asistir regularmente a los juegos, sin embargo en esa ocasión compraron boletos de otra sección porque tomaron la decisión de último momento. “Dejó perfectamente claro durante la segunda entrada que no es fan de los hispanos”, escribió Romero.

“Y resultó que tenía una familia hispana (nosotros) sentada frente a él y otra sentada directamente detrás de él. Durante la segunda entrada, el niño detrás de él parecía tener la edad de Nomar (su hijo) pateó la espalda de su silla. Y durante las siguientes tres entradas tuve que escucharlo quejarse de todos los inmigrantes ilegales que lo rodeaban. Que debería patear al pequeño Speedy González todo el camino de regreso a México por patear su asiento. Que Trump necesita darse prisa y construir el muro y enviar a todos esos ilegales para que no pateen su asiento”, describió Jessica.

  "Lo que duele es el alma": dice la víctima de la violación tumultoria en Brasil

Al respecto, el equipo de los Rangers investiga los hechos de acoso dado que es una violación al código de conducta que los aficionados deben tener en su inmueble.

“Los Rangers están comprometidos a brindar a todos nuestros invitados una experiencia segura y agradable, y lamentamos mucho que esta familia haya sido objeto de este comportamiento ofensivo en el partido del sábado”, señalaron a través de un comunicado.

“No hay lugar en Globe Life Park en Arlington para que ocurra este tipo de conducta. Después de enterarnos de este incidente el domingo, nos comunicamos con la familia Romero y nos comprometemos a hacer que su próximo viaje al Globe Life Park sea memorable y agradable”, enfatizó el equipo.

“Nos fuimos durante la quinta entrada, lamentablemente, esta no es la primera ni la última vez que experimentamos este tipo de racismo”, concluyó Jessica Romero.

Ago 6, 2019