Nadie usa el #PitoDeMancera; se gastaron 2.5 millones en comprarlos

Julio 14, 2017 8:42 pm

 

El año pasado, el Gobierno capitalino compró 31 mil 600 silbatos con un costo total de dos millones y medio de pesos. Conocidos como “silbatos antiacoso”, formaron parte de la estrategia VIve Segura CdMx para combatir la violencia contra las mujeres. Hasta ahora, nadie ha utilizado la herramienta y el número de carpetas de investigación por violación y acoso sexual en la capital del país no ha disminuido.

Por Alejandra Padilla

Los silbatos para alertar sobre acoso sexual en la vía pública que fueron adquiridos y distribuidos por el Gobierno de la Ciudad de México no han sido utilizados ni una vez. Así lo dio a conocer el Instituto de las Mujeres de la capital del país (INMUJERES CDMX) en respuesta a una solicitud de información entregada el 6 de julio de este año: “hasta la fecha no tiene (el Instituto) conocimiento ni registro de solicitudes de apoyo por usuarias que hayan utilizado el medio del Silbato “Vive Segura””.

Pero no sólo es el INMUJERES. Ni la Secretaría de Seguridad Pública, ni la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México ni el Sistema de Transporte Colectivo respondieron a la solicitud de información. Estas tres dependencias dijeron que el registro de los datos está fuera de su competencia y sugirieron dirigir la pregunta al Instituto de las Mujeres, el cual respondió, además que no tiene conocimiento ni registro del uso del silbato, que es la Secretaría de Seguridad Pública de la capital la que atiende los llamados de alerta en el transporte público.

Los silbatos “Vive Segura” forman parte de la Estrategia 30/100, anunciada por el Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, el 25 de mayo del año pasado como una herramienta “preventiva y disuasiva” para prevenir y alertar sobre posibles casos de agresión sexual.

Esta medida provocó burlas y críticas en redes sociales, en donde fue bautizada como #ElPitoDeMancera. Y aunque el Gobierno federal dijo que esta era sólo una herramienta entre un conjunto de medidas (como la palanca o el botón de auxilio en las instalaciones del transporte público), el no contar con registro de al menos un ataque denunciado por medio de un silbato, hace imposible saber si ayudaron a disminuir las agresiones sexuales.

Hasta agosto de 2016, el gobierno capitalino había adquirido 31 mil 600 silbatos por un monto total de 2.5 millones de pesos a la Corporación Mexicana de Impresión, S.A. de C.V. (COMISA), una entidad paraestatal del mismo gobierno de la Ciudad de México.

El precio de cada silbato fue de 79 pesos con 11 centavos e incluyó, de acuerdo con la Secretaría de Gobierno de la ciudad, la impresión de la imagen institucional, el empaque y el cordón.

Mientras Tanto en México buscó silbatos tanto en tiendas de la Ciudad de México como en tiendas en línea que cumplieran con la única condición de poseer características similares a las que anunció el Gobierno capitalino Fueron encontrados silbatos de hasta 40 pesos al mayoreo que producían un sonido tan intenso como el que, de acuerdo con las autoridades capitalinas, era necesario para advertir sobre agresiones sexuales.

SILBATOS EN EL OLVIDO Y DELITOS SIN FRENO

Los silbatos fueron entregados a cambio de presentar una identificación oficial para registrar el nombre, apellido, edad, sexo, ocupación, código postal y correo electrónico de quien lo recibiera; además, el silbato estaba identificado con un número de folio. El INMUJERES CDMX dijo que a las personas a las que les fuera entregado se les haría llegar una encuesta por correo electrónico para monitorear el progreso de la estrategia. Esto nunca sucedió.

Aunque el Gobierno de la Ciudad de México no tiene registro del uso de los silbatos “Vive Segura”, las denuncias por acoso sexual y violación no desaparecieron. Entre abril de 2016 y mayo de 2017, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México ha iniciado 621 carpetas de investigación por violación y 284 por acoso sexual.

La cifra de carpetas de investigación iniciadas cada mes sí ha disminuido.

En abril de 2016, un mes antes de que Mancera anunciara la estrategia contra la violencia sexual, hubo cero carpetas de investigación iniciadas por acoso sexual, mientras que en mayo hubo cuatro, en junio la cifra fue cuatro veces mayor (16) y en julio aumentó 10 veces (40). No obstante, a partir de entonces la cifra disminuyó a 28 y 26 en los meses siguientes. Y aunque en ocasiones aumentó, no ha vuelto a llegar a 40, que es el número máximo en el último año.

En el caso de las violaciones, la cifra máxima fue registrada en junio de 2016, con 79 y a partir de entonces, mayo de 2017 es el mes con menos carpetas iniciadas por violación, con 26.

Sin embargo, la cifra disminuyó sin el uso de los silbatos “Vive Segura”, porque aunque fueron adquiridos por el Gobierno y entregados a los ciudadanos, nunca han sido utilizados.

Solicitudes de información

Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México: 0109000225617

Sistema de Transporte Colectivo: 0325000087217

Instituto de las Mujeres del Distrito Federal: 0313000024217

Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México: 0113000224317

Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (denuncias por acoso sexual y violación): 0113000228117

Secretaría de Gobierno (sobre el costo de los silbatos): 0101000136816

Comentarios

comentarios