Opinión

Sentido Común… Gabino Cué y CNTE el infierno oaxaqueño

Jun 20, 2014

Ten cuidado con las personas que te dicen lo honestas que son. (H. Jackson Brown)

 

En 2010 al ganar la elección para gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo asumió el gobierno del Estado arropado por la confianza y la esperanza de quienes confiaron en sus promesas de campaña y lo llevaron al triunfo con su voto en las urnas. Cué Monteagudo tuvo a su alcance todo para desarrollar un buen gobierno y pasar a la historia positiva digna del recuerdo del colectivo. Todo eso lo dilapido a manos llenas.

 

Hoy a poco más de tres años de “gobierno” de aquella confianza y esperanza del electorado solo queda el desencanto, la desilusión y la frustración de quienes con su voto encumbraron a Gabino Cué, al ver como el gobernador de uno de los estados más pobres del país se somete a los designios y caprichos de amigos, grupos, partidos políticos y, sobre todo del clan de vándalos cuatreros que dirigen la Sección 22 de la CNTE. Si, lectoras lectores, en Oaxaca se desgobierna y se vela por intereses de compinches y grupos. El pueblo y sus necesidades y demandas en su conjunto son toda una caricatura.

 

En Oaxaca y solo en Oaxaca, los agremiados de la Sección 22 de la CNTE se presentan a su centro de trabajo solo cuando no tienen movilizaciones, protestas y bloqueos en su agenda del “plan de acción y lucha revolucionaria”. En las comunidades donde, se supone, que imparten clases, los mentores son grillos, adoctrinadores, activistas sociales y políticos, depositarios de la verdad absoluta y de la mora, supuestos opositores del poder económico y político. Se meten y están en todo, menos enseñando académicamente a las nuevas generaciones. Eso sí, todo este ocio con cargo al erario público.

 

En la tierra del Benemérito de las Américas, “El respeto al derecho ajeno es la paz” solo es una frase que se imprime de mala gana en documentos oficiales. Sí, es solo eso, porque en Oaxaca el respeto al derecho ajeno a los agitadores de la Sección 22 de la CNTE y al gobernador Gabino Cué Monteagudo no les importa ni un ápice. En lo largo y ancho de la entidad las vías de comunicación, los centros de abasto y oficinas de gobierno son bloqueadas por los mentores a su libre albedrio y en completa y garantizada impunidad. Y la gran mayoría del pueblo oaxaqueño se envuelve en su rabia e impotencia y se encierra en casa. No hay alternativa. El timorato y entregado mandatario solo llama a la tolerancia y respeto para quienes pisotean los derechos de terceros y secuestran a la ciudadanía.

 

En Oaxaca pensar y opinar de manera contraria a la voluntad de la mafiosa Sección 22 de la CNTE es sinónimo de enemigo, imperialista, servil del gobierno y de los poderes facticos. Contradictoriamente, en sus discursos los agita mentores se asumen como democráticos, pacíficos, victimas perpetuas del sistema. Eso sí, los miembros de sus filas que son pillados secuestrando, violando, asesinando o cometiendo cualquier otra fechoría y son llevados a la cárcel, a esos sin pudor ni empacho el todo poderoso aparato agitador de la Sección 22 los hace sus mártires, los victimiza y los presenta como presos políticos.

  Nos deben y deben de pagar #TodosSomosUV

 

Es preciso subrayar que no todos los mentores de la Sección 22 son lacras, en sus filas, tengo la certeza que también se encuentran profesores responsables, comprometidos y preparados para estar frente a un grupo de alumnos, solo que esos buenos docentes son presionados a sumarse a las acciones vandálicas de esa mencionada revolución que solo las mafiosas cúpulas tienen en sus cabezas. No se sorprendan ni se hagan los desentendidos. Quienes dirigen y han dirigido a la CNTE en Oaxaca saben y conocen perfectamente sobre lo que escribo en estas líneas.

 

En los corrillos de la Sección 22 de la CNTE cada vez más se fortalecen las quejas de como los sueldos elevados, las plazas, los puestos de comisión entré otros se asignan a los amigos, amantes, cómplices y a quienes quieren y pueden pagar por ello de alguna manera. Mientras todo aquel que se revela contra las decisiones de la dirigencia es marginado, enviado a plazas de castigo sin goce y disfrute de sueldo. Todo esto es secreto a voces. En las movilizaciones y acciones que emprende el sindicato a quien no asiste y participa se le descuenta el día. Así de fácil.

 

Por todo lo anterior y ante la controversia constitucional interpuesta contra el gobierno de Oaxaca que lamentablemente preside Gabino Cué y el Congreso local por parte de la Presidencia de la Republica, no comprendo tanto circo. Los diputados locales de Oaxaca y el gobernador Cué Monteagudo andan en pleno carnaval y placeada política, armando foros de consulta en todo el territorio estatal de la mano de los agita mentores. Todos pasándose el chicle unos a los otros, tomándose la foto, desperdiciando el presupuesto público y aprovechando sus minutos de fama. Están en todo, menos velando por la educación de los niños oaxaqueños.

 

En medio del pantano y tanto fango surgen incontables interrogantes. ¿Por qué se opone la CNTE a la evaluación y censo de sus agremiados? Está claro que no lo hacen en favor de sus buenos profesores, sino de los aviadores, los muertos que aun cobran, los incontables a quienes les han vendido la plaza sin perfil académico.

 

Y a todo lo escrito líneas arriba se suma la falta de voluntad y decisión de quienes dicen gobernarnos. Gracias a su complicidad y entreguismo político cientos de niños en Oaxaca no cuentan con documentación oficial que respalde su educación, todo porque el gobierno de Gabino Cué no reconoce a otra Sección sindical que si trabaja y educa, pero que no responde a sus intereses políticos del mandatario.

 

En el gobierno de la Republica que encabeza Enrique Peña Nieto no deben hacerse los que no saben del tema, no sigan aventándose la volita. Es menester olvidarse de las próximas elecciones y gobernar con firmeza y determinación en beneficio de la mayoría. En pocas palabras: aplicar la Ley a secas, o como alguna vez dijo Porfirio Díaz: actuar en caliente. Oaxaca ya no aguanta más el infierno en el que vive.

*Esta columna refleja sólo el punto de vista de su autor
Por: Francisco Vázquez
@PACOVASQUEZP

Jun 20, 2014