Mundo

Starbucks contratará a 10 mil refugiados ante el veto de Trump

Ene 30, 2017

El presidente de la cadena dijo que los trabajos estarán alrededor del mundo

La empresa asegura que buscará proveer de seguro médico a los trabajadores con ese derecho en Estados Unidos si la ley de salud es revocada

En los próximos cinco años, la cadena Starbucks contratará a 10 mil refugiados, esto en respuesta a la orden firmada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de suspender de manera indefinida la recepción de personas desplazadas de Siria, además de prohibir la entrada de quienes vengan de países con mayoría musulmana.

Howard Schultz, presidente y director general de la cadena de cafeterías, afirmó en una carta dirigida a los trabajadores, que el plan está contemplado para que funcione en todos los Starbucks del mundo, aunque la medida podría comenzar en Estados Unidos, en donde le darán preferencia de contratación a inmigrantes “que han prestado servicios para los efectivos estadounidenses como intérpretes y personal de apoyo”.

Además, el director general comentó que podrían contribuir al apoyo de los cultivadores de café en México, proveer de seguro médico a los trabajadores con ese derecho en Estados Unidos si la ley de salud es revocada y apoyar un programa pro inmigrantes del gobierno de Obama que permite a jóvenes que llegaron al país siendo niños solicitar permisos de trabajo y que se les ampare de la deportación durante dos años.

  Terroristas planeaban secuestrar a Pacquiao para financiar al Estado Islámico

Schultz aseguró que esta medida es un reflejo de las dificultades que enfrentan los negocios en Estados Unidos ante las decisiones de Donald Trump.

Por lo que dijo que buscarán mejorar la comunicación con sus trabajadores: “estoy escuchando la alarma que todos ustedes están sonando de que el civismo y los derechos humanos que dimos por hecho tanto tiempo están siendo vulnerado”.

Cabe recordar que el nuevo presidente de EU se ha reunido con los directores generales de Ford, General Motors y Boeing, a quienes les exigió priorizar los puestos de trabajo en dicho país antes de invertir en el extranjero, presumiendo cada anuncio de nuevos empleos como si hubieran sido idea suya, a pesar de que las decisiones ya se habían tomado desde antes de su victoria presidencial.

Lee la nota completa en SinEmbago

Ene 30, 2017