México

Transformarán basura en energía eléctrica para el Metro de la CDMX

Abr 19, 2017

Será a inicios de 2019 que la planta entre en operaciones

La Planta de Termovalorización de la Ciudad de México será la primera en su tipo en América Latina y transformará 4 mil 595 toneladas de basura para generar energía eléctrica

El consorcio Proactiva Medio Ambiente-Veolia será el encargado de diseñar, construir y operar la Planta de Termovalorización de la Ciudad de México, a través de la cual se generará energía para el Metro.

Este proyecto contará con una inversión de 11 mil 527 millones de pesos y estará ubicada en el Bordo Poniente.

La construcción de esta planta fue adjudicada a esta firma a través de un Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) a 33 años, dos previstos de obra y 31 de operación. Además, como una medida de mitigación, el consorcio ganador deberá construir un parque ecológico en las inmediaciones de la estación Tláhuac del Sistema de Transporte Colectivo (SCT) Metro.

Tres las empresas participaron en el concurso de licitación: Técnicas Medioambientales de México, Proactiva Medio Ambiente-Veolia y Weigth Conversión Tecnology, mismas debían presentar un proyecto integrado por una parte legal-administrativa, técnica-tecnológica y financiera-presupuestal, que eran los requisitos para concursar, indicó Jaime Slomianski, titular de la Agencia de Gestión Urbana (AGU).

  Estaciones del Metro registran temperaturas de 38 grados

Proactiva Medio Ambiente resultó ganadora debido a que las otras dos no cumplieron con todos los requisitos referentes a la parte tecnológica: “Antes de ver las propuestas financieras revisamos la parte legal-administrativa y la técnica-tecnológica y en esta última es donde no se cumplieron los requisitos”, dijo.

La Planta de Termovalorización de la Ciudad de México será la primera en su tipo en América Latina y transformará 4 mil 595 toneladas de basura para generar energía eléctrica, la cual será recibida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y, a su vez, enviada al Metro, explicó el titular de la AGU.

Precisó que el proceso de transformación consiste en recibir residuos sólidos urbanos e inorgánicos, mezclados a través de unos hornos a la parrilla que operan con trenes térmicos. Luego pasa por una turbina de vapor y con eso se genera la energía.

Será a inicios de 2019 que la planta entre en operaciones, y hasta entonces comenzarán a hacerse los pagos que hará el Gobierno de la Ciudad de México por el PPS, aseguró Slomianski.

Fuente: El Universal

Abr 19, 2017