Tendencias

Una campaña de menores transexuales causa polémica: “Hay niñas con pene y niños con vulva”

Ene 17, 2017

“Hay niñas con pene y niños con vulva. Así de sencillo” al pie de una imagen de niños desnudos corriendo tomados de la mano

El objetivo principal era dar a conocer la situación que viven  los niños transexuales y  combatir los prejuicios que existen en torno a ellos.

Una polémica campaña de publicidad de integración y diversidad sexual desató discusión en España. El mensaje directo decía lo siguiente: “Hay niñas con pene y niños con vulva. Así de sencillo” y “La mayoría sufre cada día porque la sociedad desconoce esta realidad“, al pie de una imagen de niños desnudos corriendo tomados de la mano.

Durante seis días 150 carteles se encontraron en buses y estaciones del metro de Euskadi y Navarra, en España.

La organización responsable de esa campaña es la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis y el objetivo principal era dar a conocer la situación que viven  los niños transexuales en ese país además de combatir los prejuicios que existen en torno a ellos.

Sin embargo estos carteles no tuvieron una respuesta positiva,  puesto que algunos de ellos fueron rayados con una cruz o con signos cubriendo el pene y la vulva.

Server, uno de los creadores de este singular cartel, explicó a la BBC que jamás creyeron que unas imágenes así pudieran herir la sensibilidad de alguna personas, finalmente “son cuerpos de niños, es parte de la naturaleza”.

“El cartel muestra cómo los genitales no tienen ninguna importancia, se ven niños felices independientemente de lo que tengan entre las piernas“, dijo.

  Un nuevo insecto amenaza EU: arriban polillas gitanas que pueden dañar cientos de árboles 

En la asociación Chrysallis participan personas de diferentes creencias religiosas, y políticas que tomaron la campañas como algo muy natural, que la naturaleza es diversidad y que una persona transexual se siente atrapada con el sexo biológico que nació.

Por su parte, el Centro Jurídico Tomás Moro, organizó una campaña llamada “En el transporte público se fomenta la corrupción de menores”, en rechazo a los carteles expuestos, hasta ahora han recolectado más de 9 mil firmas.

Sin embargo, esta petición no ha progresado debido a que los abogados de la fiscalía esperan a que la asociación Chrysallis les aclare datos alarmantes que exponen en sus carteles sobre la tasa de suicidios de personas transexuales mayores que se les negó el derecho de identidad en la infancia.

En su página web, el Centro Jurídico Tomás Moro se muestra muy crítico a los carteles. “Con dicha campaña publicitaría la citada asociación no solo pretende normalizar la transexualidad de los menores (transexualidad estadísticamente inexistente) sino que pretende fomentar entre los menores determinadas conductas sexuales no acordes con su edad”, indica.

Recientemente el Parlamento de Navarra aprobó una declaración institucional que reitera su apoyo y reconocimiento a los derechos de las personas transexuales.

Lee la nota completa en El Diario

Ene 17, 2017