Una pareja toma una vacaciones, se hospeda en Airbnb y su estancia se convierte en una pesadilla

Octubre 12, 2018 6:19 pm

Durante su estancia, la pareja fue atacada por las madrugadas por su “anfitrión”

El hombre asegura que la app le ordenó desalojarlos porque no estaban pagando

Jaleesa Jackson, de 29 años, y Chiedozie Uwandu, de 28, decidieron tomar unas vacaciones, por lo que decidieron ingresar a la aplicación Airbnb, la cual provee alojamientos sin intermediarios y eligieron hospedarse en una linda casa al sur de California, en EU.

La casa que escogieron tenía una puntuación casi perfecta, los dueños estaban calificados como “súper anfitrión”, sin embargo conforme transcurrió el tiempo de su llegada, las cosas cambiaron radicalmente y sus vacaciones se volvieron de terror.

Cuando la pareja llegó a la casa, encontró una botella de vino con las iniciales del anfitrión, “JJ”. A los dos les agradó el detalle, según publicó The Boston Globe, y se fueron a dormir, pero cerca de las 5:30 de la mañana, alguien llegó a gritar a la puerta de la casa diciendo: “¡Yo sé que estás ahí, Kevin!”, de inmediato Jaleesa fue hacia la puerta y le dijo al hombre que se fuera, y aunque marcó el número del anfitrión, nadie le contestó.

La pareja decidió olvidar la confusión y más tarde fue a la playa a disfrutar su tiempo de descanso.

Sin embargo, por la noche nuevamente pasó algo extraño. La pareja estaba en la cama cuando oyó otro ruido fuerte. Esta vez, era el vidrio de uno de los ventanales de la casa que estallaba en pedazos. Un hombre se había tirado contra el ventanal y se mantenía tumbado en el piso, entre los vidrios.

Chiedozie se le tiró encima y lo inmobilizó, le pidió a su pareja que llamara al servicio de emergencias. La mujer agarró su teléfono y se metió debajo de un mueble para llamar al 911. En ese momento vio al hombre que estaba en el piso. Era “JJ”, su anfitrión.

Los operadores del servicio de emergencias no entendían muy bien lo que pasaba y le dijeron: “¿Entonces usted dice que su anfitrión de Airbnb lo está atacando?”.

En un instante “JJ” logró quitarse de encima a Chiedozie y escapó. Por su parte, la pareja corrió a la cocina y cada uno tomó un cuchillo para defenderse.

Minutos después se escucharon ruidos de helicóptero mientras agentes de policía entraron a la casa con “JJ” esposado. “Él dice que Airbnb le ordenó desalojarlos porque no estaban pagando los servicios de limpieza”, declaró un oficial.

Junto con los policías llegó una mujer, que dijo ser la dueña de la casa que le rentaba a “JJ”, quien a su vez alquilaba el lugar a los turistas, informó El Diario NY. 

Tras lo ocurrido, Jaleesa se quejó con Airbnb por lo ocurrido, quienes le ofrecieron traslados a otra casa cerca de la zona y se comprometió a devolverles lo que habían pagado. Pero esta vez la pareja se negó y decidió hospedarse en un hotel.

Además pidieron a Airbnb una compensación de 5 mil dólares a la empresa, quienes solo decidieron pagar la mitad.

Finalmente Airbnb sacó a JJ de su aplicación y ofreció pagar sesiones de terapia para la pareja, pero ellos se negaron.

 

Comentarios

comentarios