Categorías
México

40 mil mexicanos mueren al año por consumir refresco

Más de 40 mil mexicanos mueren al año por consumir refrescos

Esta cifra equivale al 7% de muertes totales en personas de 20 años o más 

Un reciente estudio hecho por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Universidad Tufts de Massachusetts, informó que el consumo de refrescos y otras bebidas azucaradas provocan la muerte de 40 mil 842 personas al año en México. Por este motivo, proponen aumentar el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) hasta 40 por ciento, para reducir su consumo.

“Nosotros encontramos que hay 40 mil 842 muertes al año que se asocian a bebidas azucaradas, cuánto representa esto, el 7 por ciento de las muertes totales en personas de 20 años o más”, mencionó Tonatiuh Barrientos, director adjunto del Centro de Investigación en Salud Poblacional del INSP de México.

El investigador resaltó que de esos 40 mil 842 fallecimientos asociados al consumo de refrescos, 37 mil son por enfermedades cardiometabólicas, como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer asociado a obesidad.  

En el foro virtual “¿Veneno embotellado?: Evidencia incontrovertible del impacto en salud de las bebidas azucaradas”, organizado por la Alianza por la Salud Alimentaria, Barrientos consideró que se podrían prevenir un gran número de muertes al disminuir el consumo de bebidas azucaradas.

“Si consideramos que estos productos están asociados con el 7 por ciento de la mortalidad general tendríamos que llegar a la conclusión de que las bebidas azucaradas podrían ser la principal causa del tsunami cardiometabólico que vimos en México, casi una de cada cinco muertes asociadas al consumo de estos productos”, expuso.

Ante este panorama sugirió implementar políticas públicas que ayuden a disminuir el consumo de estos productos, como aumentar el IEPS a refrescos y jugos artificiales, presentar un nuevo etiquetado, prohibir su venta en escuelas y eliminar la publicidad.

Durante su participación en el mismo foro, la doctora Kimber Stanhope, bióloga investigadora del departamento de Biociencias Moleculares de la Universidad de California en Davis, subrayó que el consumo de bebidas azucaradas con altas cantidades de frutuosa, jarabe de maíz de alta fructuosa o sacarosa, incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Varios análisis detallan que, en solo dos semanas de consumo de una botella de 500 ml de bebidas azucaradas, se presentan indicadores de riesgo para enfermedades cardiovasculares.

Por su parte, Vasanti Malik, profesora de la Universidad de Toronto y la T.H. Chan School of Public Health de la Universidad de Harvard, explicó que la ingesta de bebidas azucaradas promueve el incremente de peso y se asocia con un riesgo elevado de desarrollar diabetes 2 y enfermedades crónicas asociadas.

Abundó que, en un estudio hecho en México, se analizó la información de más de 70 mil mujeres y concluyó que cada porción adicional de bebidas azucaradas consumida, se asocia con un 27 por ciento de la incidencia de diabetes, compartió Milenio.