México

A la baja acciones de Grupo México por desastre ecológico

Ago 22, 2014

Rio Sonora

MÉXICO, D.F. (apro).- Las acciones de Grupo México volvieron a retroceder este miércoles luego de que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión solicitó al gobierno de Enrique Peña Nieto suspender las actividades de la mina Cananea, donde la subsidiaria Buenavista del Cobre provocó daños ambientales.

Al cierre de la jornada en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), las acciones de la compañía propiedad de Germán Larrea retrocedieron 3.08%, respecto al pasado miércoles, al cotizarse cada título en 45.70 pesos.

La caída de hoy es mayor a la registrada el pasado martes 19 de agosto, cuando las acciones de Grupo México cayeron 1.33%, vendiéndose en 47.46 pesos. Incluso, este jueves, la minera más grande del país fue la segunda emisora con la caída más alta de todas las empresas que cotizan en la BMV, sólo por debajo de Grupo Financiero Monex.

La caída de las acciones se dio luego de que la Comisión Permanente del Congreso aprobó un punto de acuerdo en el que exhortó “al gobierno de Sonora, a las secretarías de Economía y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la Comisión Nacional del Agua y a la Procuraduría General de la República a decretar la suspensión de actividades de la mina Cananea, operada por Grupo México, hasta en tanto se evalúan los daños generados por el derrame de 40 mil metros cúbicos de solución ácida de sulfato de cobre al caudal del río Sonora”.

De acuerdo con la petición presentada por el diputado Ricardo Fidel Pacheco del PRI, también se solicitó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) realizar las denuncias correspondientes ante el Ministerio Público de la Procuraduría General de la República (PGR) para que se realicen las investigaciones a que haya lugar. El propósito, dijo, es que se apliquen las penas correspondientes por los daños ecológicos generados con el mal manejo de las sustancias.

El asunto no paró ahí, ya que también se le pidió a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados la creación de una comisión especial que dé seguimiento a la problemática causada en el río Sonora.

Eso no es todo. La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó la versión de Grupo México, quien en un comunicado aseguró que el derrame de los desechos tóxicos fue causado por una lluvia inusual. En realidad, afirmó la dependencia “se trató de una falla en una tubería que conecta estanques que contienen los desechos tóxicos de la mina de cobre”.

  Retorno del PRI y sus aliados, fortalecen elementos que propician la tortura

El titular de la Semarnat, Juan José Guerra Abud, dejó claro que “la empresa podría enfrentar multas cercanas a los tres millones de dólares por violaciones a los reglamentos ambientales y de seguridad”. Esa cantidad sería pírrica para una compañía que tiene ventas superiores a los 133 mil millones de pesos.

Larrea se defiende

Pese a las acusaciones, Grupo México sacó las uñas y aseguró el pasado 20 de agosto, mediante un comunicado emitido en la BMV, que su filial Buenavista del Cobre realiza operaciones de minera limpia y eficiente y que no había reportado un solo incidente de afectación ambiental desde que esta empresa entró en operación, hace más de 23 años.

Sentenció que al día de hoy genera nueve mil empleos directos, produce y exporta 200 mil toneladas de cobre refinado y la derrama económica en la zona es de mil millones de pesos mensuales.

“Buenavista del Cobre emprendió uno de los mayores programas de inversión desde el 2012 en el Estado de Sonora por 4 mil 141 millones de dólares, de los cuales, se han invertido a la fecha dos mil 021 millones”, agregó.

La minera afirmó que “se espera terminar este programa en el primer trimestre de 2016 para incrementar la producción de cobre de 200 mil toneladas anuales a 510 mil. Contribuyendo con esto a la generación de empleo y al crecimiento económico del país. Al término de este programa se detonarán nuevas inversiones de este metal fundamental en la industrialización y mejor calidad de vida”.

Defendió que la causa del derrame fue la lluvia y aclaró que no se trata de un residuo peligroso:

“La información al día de hoy, después de los estudios técnicos realizados, nos indica que el 6 de agosto pasado, como consecuencia de las lluvias por arriba de la media, durante el mes de julio y los primeros días de agosto en la Región de Cananea, Sonora, se provocó un incremento notable en el volumen de agua y solución ácida de sulfato de cobre, contenida en un represo del nuevo Sistema Tinajas 1, en proceso de construcción por un contratista tercero, y que unos días antes estaba prácticamente vacío. La solución de sulfato de cobre es materia prima para la producción de cobre, más no se trata de un desecho o residuo peligroso”.

Fuente: Proceso.com.mx

Ago 22, 2014