Categorías
Mundo

Bailarina de belly dance recibe 3 años de cárcel por incitar el libertinaje

El-Masry, de 42 años, fue condenada a 3 años de cárcel por incitar el libertinaje

La bailarina negó las acusaciones y dijo que robaron de su celular videos que fueron publicados en redes sin su consentimiento

Sama el-Masry, famosa bailarina de belly dance, fue sentenciada a tres años de prisión y una multa de 300 mil libras egipcias, equivalentes a casi 18,500 dólares, por incitar el libertinaje y la inmoralidad a través de publicaciones hechas en redes sociales en las que aparece bailando.

La pionera del belly dance arrestada en abril del año en curso junto con varias mujeres, como parte de una investigación para detener la propagación de una serie de fotografías y videograbaciones difundidos en Internet, donde aparecen bailando al ritmo de antiguas danzas tradicionales, acto que es considerado una grave ofensa para el gobierno de Egipto.

De acuerdo con el tribunal económico de delitos menores de El Cairo, la belly dancer violo los principios y valores familiares en el país, además de establecer, administrar y usar sitios y cuentas en redes sociales para cometer “inmoralidad”.

Autoridades se enfocan en una cuenta de TikTok, cuyo contenido es considerado como un sugerente sexual que destruye los valores y tradiciones familiares.

El-Mastry, de 42 años de edad, negó las acusaciones en su contra y afirmó que los contenidos publicados sin su consentimiento fueron robados de su teléfono celular en 2019, por lo que apelará la decisión de la corte para enviarla a la cárcel.

“Hay una gran diferencia entre la libertad y el libertinaje”, resaltó John Talaat, miembro del parlamento quien solicitó la acción legal contra la bailarina y otras mujeres que comparten este tipo de contenidos en TikTok.

El resto de las mujeres detenidas también fueron acusadas por “incitar el libertinaje”, y desafiar las normas sociales conservadoras. Cabe señalar que desde el 2018, opera en Egipto la Ley de delitos cibernéticos, una de las consecuencias de la regulación del Internet, compartió Sopitas.