Enfermeras de Chihuaha podrían ir a prisión por aplicar medicamento equivocado a bebé

Octubre 10, 2018 9:09 pm

De ser encontradas penalmente responsables podrían pasar de tres a seis años en prisión

Cuatro enfermeras fueron vinculadas a proceso en Chihuahua por su probable responsabilidad en el delito de lesiones imprudenciales, en perjuicio de un bebé de 26 días.

Así lo determinaron las autoridades tras la argumentación que una agente del Ministerio Público ofreció durante la audiencia de vinculación.

De acuerdo con una nota de El diario.mx, los hechos sucedieron el 30 de septiembre de 2015, cuando la madre del menor ingresó al recién nacido al área de urgencias del Hospital Infantil de Especialidades del Estado, por problemas de reflujo.

La Fiscalía de Distrito Zona Centro sustentó que tras el ingreso del infante, a este le fue suministrado un medicamento erróneo, el cual le provocó problemas motrices, afectó la visión ambos ojos y le causó daño neurológico.

Fueron 90 mililitros de solución de riesgo denominada gluconato de calcio los que se le aplicaron al menor, quien hasta la fecha el menor presenta problemas en la movilidad de miembros izquierdos.

Ante ello, la madre interpuso una denuncia que derivó en la identificación de las cuatro personas involucradas: Paola Angélica L. C., quien se desempeñaba como practicante de Enfermería, así como Johana Patricia A. A., Guadalupe V. H. y Sandra Verónica L. N., enfermeras en el mencionado Hospital.

Las autoridades determinaron con base en las investigaciones que Paola Angélica L. C., llenó de manera equivoca la solicitud de la solución solicitada por el médico y requirió 90 mililitros de gluconato de calcio.

Johana Patricia A. A. recibió la solicitud y entregó la solución preparada por Guadalupe V. H. sin antes confirmarlo con el médico.

Finalmente, fue Sandra Verónica L. N. quien suministró la sustancia al pequeño, quien sufrió múltiples lesiones que pusieron en riesgo su vida.

Por ello, las cuatro involucradas fueron citadas por la autoridad judicial, que les dictó un auto de vinculación a proceso penal por el daño al menor. De ser encontradas penalmente responsables podrían pasar de tres a seis años en prisión.

Desde hace un año, las imputadas se encuentran suspendidas del Hospital Infantil de Especialidades del Estado.

Aun se encuentra en proceso las pruebas médicas para determinar si las secuelas provocadas al menor son definitivas.

Comentarios

comentarios