México

Estos son los 7 cárteles más peligrosos de México

Oct 19, 2019

La llamada “guerra contra el narcotráfico” generó más violencia y desde entonces México no se ha podido recuperar

Siete cárteles han figurado entre los más importantes y peligrosos en el país 

Han pasado décadas en las que el gobierno mexicano ha intentado luchar contra el narcotráfico, sin obtener los resultados esperados, ejemplo de ello fue la estrategia que lanzó el expresidente, Felipe Calderón, con la cual  la violencia subió y desde entonces el país no se ha recuperado.

Al respecto, el presidente,Andrés Manuel López Obrador calificó como un “garrotazo a lo tonto” el actuar del expresidente, dado que está documentado que la violencia se disparó en su sexenio.

“Calderón declaró la guerra, le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero y nos metió en todo esto que estamos padeciendo todavía. No había ni siquiera un plan y en vez de atender las causas, quiso -de manera espectacular- resolver el problema solo con el uso de la fuerza”, señaló el Mandatario.

Sin embargo, tras la llamada “guerra contra el narcotráfico”, la violencia creció incluso durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“No olvidemos que cuando (Calderón) declara la guerra a la delincuencia organizada va a Michoacán, en Apatzingán y va vestido de militar, se pone un chaleco —que hasta le quedaba grande, parecía el comandante Borolas— y ahí declara la guerra”, precisó Andrés Manuel.

En 2006, la Administración para el Control de Drogas (por sus siglas en inglés, DEA) informó que había cuatro cárteles de relevancia en México: Los Arellano Félix, el Cártel de Sinaloa, el Cártel de Juárez y el Cártel del Golfo, pero éstos se incrementaron a nueve, debido a las facciones y divisiones entre ellos, detalló el sitio Nación 321.

Cártel de Sinaloa

Según la DEA, éste es uno de los cárteles de drogas más antiguo y poderoso en México, los líderes, cuyo rostro más famoso es el de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, corrompieron tanto a funcionarios públicos dentro de México como en el extranjero, para operar en alrededor de 50 países.

El Cártel de Sinaloa ha luchado por el mayor control de rutas a través de los estados fronterizos de Chihuahua y Baja California, con el fin de seguir siendo el cártel dominante en el país.

La detención de su fundador, “El Chapo” Guzmán en 2014 fue una victoria para el gobierno de Peña Nieto, sin embargo poco le duró pues el narcotraficante se fugó en julio de 2015, posteriormente fue capturado en 2016. Un año después fue extraditado a Estados Unidos, donde fue sentenciado a cadena perpetua, por ello, Ismael “El Mayo” Zambada asumió el liderazgo del grupo criminal.

Cártel Jalisco Nueva Generación

En 2011 fue conocido como “Los Mata Zetas”, este cártel tiene su sede en Jalisco y opera en el centro de México, incluidos los estados de Colima, Michoacán, Estado de México, Guerrero y Guanajuato.

El CJNG ha sido dirigido por varios exintegrantes del Cártel de Sinaloa, como Ignacio “Nacho” Coronel, quien operaba su facción en Jalisco, éste fue asesinado en julio de 2010 por las fuerzas de seguridad de México.

Este grupo delictivo sirvió como grupo aliado del Cártel de Sinaloa, pero se separaron en 2013, al respecto, analistas y autoridades mexicanas creen que la separación entre ambos cárteles es uno de los muchos indicios de una fragmentación general de los grupos delictivos.

El CJNG, liderado por Rubén Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, uno de los fugitivos más buscados por la DEA, opera en toda América, Asia y Europa y presuntamente es responsable de distribuir cocaína, metanfetamina y fentanilo.

Los Zetas

Originalmente, este grupo se conformó por exmiembros de grupos de élite del Ejército mexicano, mismo que desertaron al Cártel del Golfo y se convirtieron en asesinos a sueldo.

Informes de la DEA señalan que Los Zetas no se enfocan en el contrabando de drogas, sino en la violencia, pues su modelo de negocio es a través de los delitos, como el robo de combustible (huachicoleo), la extorsión, el tráfico de personas y el secuestro.

Este grupo criminal es uno de los más agresivos, por encima de otros cárteles, ya que usan la intimidación como estrategia para mantener el control de los territorios, así como el manejo de redes sociales para mostrar los cuerpos o partes del cuerpo y enviar mensajes para asustar a las fuerzas de seguridad mexicanas.

  Separación de familias en la frontera norte con EUA

Su fundador Heriberto Lazcano, fue asesinado por la Marina en 2012; en 2013 capturaron a Miguel Ángel Treviño, alias “El Z-40” y en 2015 a Omar Treviño, “El Z-42”.

Cártel de Tijuana

Este cártel controlaba el contrabando de drogas de Baja California al sur de California, en Estados Unidos.

Miguel Ángel Félix Gallardo, un exoficial de la policía sinaloense creó una red que incluía a su familia, los Arellano Félix, y a otros líderes como “El Chapo”, Rafael Caro Quintero o Amado Carrillo Fuentes, quienes entre 1990 y principios de los años 2000, fueron uno de los cárteles dominantes en México.

Cuando Miguel Ángel fue capturado en 1989, los siete hermanos y cuatro hermanas de la familia Arellano Félix heredaron el control del cártel de su tío. Posteriormente se dividió en dos facciones en competencia, cuando Eduardo Teodoro García Simental, alías “El Teo” rompió relaciones con Fernando Sánchez Arellano, alias “El Ingeniero” y sobrino de los hermanos Arellano Félix, quien lideró el grupo criminal.

Cártel de Juárez

Este cártel, con sede en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, Chihuahua, controlaba el corredor de contrabando entre Ciudad Juárez y El Paso, Texas,

Amado Carrillo Fuentes, quien murió en 1997 a causa de una fallida cirugía plástica, fue su líder en las décadas de de 1980 y 1990. Luego, Vicente Carrillo Fuentes tomó el cargo de la organización delictiva, hasta su arresto en 2014.

Debido a su rivalidad con el de Sinaloa, la ciudad fronteriza de Juárez se convirtió en una de las más violentas en el mundo entre 2008 y 2012. 

Cabe destacar que el Cártel de Juárez sigue siendo un importante traficante de marihuana y cocaína sudamericana, y recientemente se ha vuelto activo en el cultivo de opio y la producción de heroína.

Cártel de Los Beltrán Leyva

Los hermanos Beltrán Leyva crearon un vínculo muy cercano con Joaquín El Chapo Guzmán y su familia.  Alfredo Beltrán Leyva fue capturado en enero de 2008, a través de la inteligencia presuntamente proporcionada por “El Chapo”, la cual desencadenó la separación de los Beltrán Leyva, de los de Sinaloa, por esa razón han sido rivales desde entonces. En 2009, elementos de la Marina asesinaron a Arturo Beltrán Leyva, en su departamento, en Cuernavaca, Morelos.

Al menos cinco cárteles han surgido vinculados al de los Beltrán Leyva, de acuerdo con la DEA, otros grupo como Guerreros Unidos y Los Rojos se dieron a conocer desde 2010. 

Este grupo de facciones operan bajo el cobijo del nombre de los Beltrán Leyva, se dedican a traficar principalmente marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina.

Estos subgrupos dependen de alianzas con el CJNG, el Cártel de Juárez y elementos de Los Zetas, para trasladar las drogas a través de la frontera. Tienen enlaces de distribución en ciudades estadounidenses de Phoenix, Los Ángeles, Chicago y Atlanta. Además en México son influyentes en los estados de Morelos, Guerrero, Nayarit y Sinaloa.

Cártel del Golfo

Con sede en el noreste de México, específicamente en Matamoros, Tamaulipas, este grupo delictivo tiene una larga historia de dominio en términos de poder y ganancias, con el apogeo de su poder a principios de la década de los años 2000.

Los líderes del cártel se separaron para formar a Los Zetas y darles la espalda a sus antiguos empleadores, participando en una competencia de violencia extrema por conservar sus territorios.

El Cártel del Golfo se ha dividido en varios competidores, la DEA detalla que ya no lo consideran una entidad completa, pues está tan fragmentado, que las facciones de sus facciones originales están luchando.

Osiel Cárdenas Guillén, exlíder del cártel corrompió con éxito a las fuerzas militares mexicanas de élite para convertirse en sus asesinos a sueldo, por ello, militares corruptos se convirtieron posteriormente en Los Zetas, explica la DEA.

Hoy en día se concentran en el comercio de cocaína y marihuana, pero se han expandido al tráfico de heroína y metanfetamina. 



Oct 19, 2019