Categorías
México

INE multa a Morena con 197 mdp por fideicomiso para damnificados

Morena asegura que el INE no estaba facultado para revisar el fideicomiso

El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) fue sancionado el día de hoy por el Instituto Nacional Electoral (INE) con una multa de 197 millones de pesos por el mal uso de un fideicomiso. 

Luego de una sesión, con 10 votos a favor y uno en contra, se determinó que el partido incurrió en un fraude a la ley y en un uso irregular del fideicomiso “Por los Demás”, el cual tenía el objetivo de apoyar a los damnificados de los pasados sismos de septiembre.

José Roberto Ruiz Saldaña fue el único consejero que votó en contra de sancionar a Morena bajo el argumento de que todo fue “una novela” basada en suposiciones, y se violó la ley al debido proceso con las filtraciones que hubo del expediente.

De acuerdo con una nota de Reforma, el Instituto acreditó que, de 78.8 millones de pesos que entraron a dicho mecanismo bancario, 44.4 millones de pesos fueron de aportaciones en efectivo de origen desconocido, por lo que dio vista a la Fepade y al SAT.

Morena rechaza transparentar información de fideicomiso para damnificados

La investigación al fideicomiso arrojó que no existen pruebas de que se haya ingresado dinero público, ni que dicho dinero se haya usado en campaña, sin embargo determinaron que Morena no puede entregar recursos directamente a la población.

Además el partido incurrió en una falta al no informar a la autoridad de la creación del fideicomiso y sobrepasó el límite permitido de aportaciones en efectivo que pueden recibir los partidos políticos.

La Unidad Técnica de Fiscalización (UTF) encontró que las personas que retiraron el dinero, mediante cheques de caja, fueron operadores políticos morenistas, y debido a que los recursos fueron retirados en efectivo, la autoridad electoral no pudo rastrear su destino final.

Por su parte, Morena asegura que el INE no tenía facultades para revisar el fideicomiso dado que se trata de manejo de recursos privados, por lo que el caso fue impulsado por un grupo de consejeros, presuntamente encabezado por Marco Baños, para dañarlos como partido.