México

Inegi revela que el desempleo afecta más a personas con estudios superiores

Ago 15, 2019

La sobrecalificación provoca que las personas se ocupen en puestos menos remunerados

“La mayoría de las fuentes de trabajo que se están generando en el país no requieren un nivel de conocimientos tan especializados”, dijo el experto

Los ciudadanos con estudios superiores a la secundaria se enfrentan a mayores limitantes para insertarse en el mercado laboral, debido a que se encuentran sobrecalificados, así lo dieron a conocer cifras del Inegi.

“La mayoría de las fuentes de trabajo que se están generando en el país no requieren un nivel de conocimientos tan especializados e incluso que tengan experiencia laboral previa para desempeñarse, provocando que la población que cuenta con educación superior a la secundaria le resulte más complicado encontrar un empleo donde pueda explotar sus conocimientos”, explicó Héctor Magaña, profesor del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México.

Durante el segundo trimestre del presente año, la población desocupada en México ascendió a dos millones de personas, el índice más alto desde el tercer trimestre de 2016.

Del total de esta cifra de desempleados en el país, 945 mil 312, el 47 por ciento cuenta con estudios medio superior y superior, informó El Universal.

Asimismo, del total de desempleados con estudios superiores a la secundaria, 546 mil 320 son hombres, un 58 por ciento, y 398 mil 824) son mujeres, un 42 por ciento.

  Renuncian directores de Policía en el DF tras ser exhibidos en un vídeo

Respecto a las entidades en las que se registró un mayor número de desempleados con estudios medio superior y superior, el primer lugar fue para Puebla, con 62 por ciento, le siguió Quintana Roo, con 60 por ciento.

Mientras que Guerrero y Chiapas registraron 58 por ciento cada uno, Ciudad de México, obtuvo el 57 por ciento; Veracruz, 55 por ciento, además de Campeche y Sinaloa, con el 54 por ciento, respectivamente.

Magaña destacó que la sobrecalificación también provoca que muchas de estas personas se ocupen en puestos menos remunerados en comparación con sus capacidades académicas e incluso técnicas.

“Esto trae como consecuencia que la tasa de subocupación llegue a ser casi del doble de la tasa de desocupación, es decir, que las personas que ya cuentan con una fuente de trabajo, al no tener suficientes ingresos para satisfacer sus necesidades, tengan que buscar una fuente adicional de trabajo para subsistir”, agregó el especialista, quien también es coordinador del Centro en Investigación en Economía y Negocios (CIEN).

Ago 15, 2019