Categorías
Mundo

Mujer se hace pasar por ciega y estafa al gobierno inglés por casi 1.2 mdd

La mujer aseguraba que era soltera y no tener medios de apoyo financiero

En los últimos casi 20 años logró obtener más de 1,2 millones de dólares de recursos públicos

Autoridades de Reino Unido declararon a una mujer, de 65 años de edad, como culpable de los delitos de fraude, contabilidad falsa y fabricación o suministro de artículos para su uso en estafas.

Es el caso de Christina Pomfrey, quien en los últimos casi 20 años logró obtener más de 1,2 millones de dólares de recursos públicos luego de hacerse pasar por ciega y con esclerosis múltiple.

Para logra su cometido, Pomfrey se valió de dos identidades y gracias a sus presuntas discapacidades recibió todo tipo de ayudas sociales, incluidos 16.420 dólares al mes, refirió el portal RT.

En la localidad inglesa de Runcorn, utilizó el apellido de su segundo esposo, Brown, para solicitar un subsidio, mientras que con el apellido Pomfrey solicitó otras ayudas con la que adaptó un bungalow, de su tercer marido, en Oldham.

La mujer aseguraba que era soltera y no tener medios de apoyo financiero, incluso afirmó que necesitaba ayuda para “levantarse de la cama, ir al baño, lavarse, vestirse, (realizar) todas las tareas de casa, comprar y hacer operaciones bancarias”.

Por ello, inventó que familiares y amigos la cuidaban, para lo que falsificó cartas que, supuestamente, ellos enviaban a las autoridades locales.

Fue en 2017, cuando el Departamento de Trabajo y Pensiones británico inició una investigación contra Christina, quien fue captada en video mientras realizaba actividades cotidianas, como leer, conducir o recoger a sus nietos en la escuela.

La mujer fue arrestada junto a su marido, quien se dijo sorprendido por la situación y más adelante defraudado, ya que su esposa pidió créditos en su nombre, los cuales podían costarle el embargo de su casa por una deuda de más de 225.000 dólares.

Pomfrey afirmó que ninguna de las personas de su entorno conocían sus irregularidades, razón por la cual la justicia no presentó cargos contra su esposo.

Sin embargo, no sucedió lo mismo con su hija, quien fue condenada a 18 meses de cárcel suspendida por lavado de dinero, ya que ésta guardó en su cuenta bancaria más de 113.000 dólares que Christina había cobrado de las arcas públicas, durante seis años.

En tanto, Christina fue condenada a tres años y ocho meses de prisión, quien expresó que “este era dinero al que no tenías derecho”, a la jueza Sophie McKone.

Aunque como la señora Pomfrey no cuenta con activo alguno, cuando cumpla su condena no tendrá que devolver nada del dinero estafado a los contribuyentes.