Categorías
Mundo

Países ricos podrían acumular vacuna contra la Covid-19, alerta Oxfam

“Pueden terminar comprando todo el suministro por adelantado”, dijo la asesora de políticas de salud para Oxfam

La organización civil internacional Oxfam alertó que los países ricos podrían acumular las existencias de la vacuna contra la Covid-19, por lo que las naciones pobres quedarían con pocas dosis.

Anna Marriot, asesora de políticas de salud para Oxfam en Reino Unido, explicó que Covax, la principal iniciativa global para desarrollar y distribuir globalmente una vacuna contra el nuevo coronavirus, permitiría a los países ricos acumular las dosis del nuevo fármaco.

Lo anterior, en referencia al programa impulsado por Gavi, una asociación entre el sector público y privado por parte de la Fundación Bill & Melinda Gates, que compra vacunas para el 60 por ciento de los niños del mundo.

Fue a finales de junio cuando se creó el Centro de Acceso Global para Vacunas Covi-19 (Covax), que tiene como objetivo “garantizar el acceso equitativo a las vacunas Covid-19 para todos los países, en todos los niveles de desarrollo, que deseen participar”.

Tal iniciativa es respaldada por la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), con sede en Noruega, en la que también participan países de Europa y de Japón, y que fue cofundada por la fundación del creador de Microsoft  y su esposa Melinda.

“Al darles a los países ricos este plan de respaldo, también obtienen su tajada de pastel y se lo comen”, dijo Marriott en entrevista referida por Proceso.

“Pueden terminar comprando todo el suministro por adelantado, lo que limita lo que Gavi puede distribuir al resto del mundo”, agregó.

Presuntamente en el documento de la iniciativa que se habría enviado a donantes potenciales el pasado mes de junio, los que aporten a Covax tendrán “la oportunidad de beneficiarse de una cartera más amplia de vacunas contra la Covid-19”.

Gavi puntualizó que los gobiernos eventualmente donantes recibirán vacunas para el 20 por cinto de su población, cuando se encuentre una que sea eficaz.

Lo que significa que los países ricos pueden firmar contratos por su cuenta con las farmacéuticas y luego obtener asignaciones incondicionales de Gavi.

A las naciones donantes se les “alienta (pero no obliga) a donar vacunas si tienen más de las que necesitan”, según el documento.

En respuesta a los cuestionamientos sobre Covax, Seth Berkley, CEO de Gavi, consideró que las críticas no ayudan ya que en este momento no hay vacuna para nadie, por lo que no hay problema por resolver.

En tanto, Gavi calificó de normal que los gobiernos quieran proteger a su población, aunque “el hecho es que nadie está seguro a menos de que todos estemos seguros”.