Mundo

Reportan desaparición de dos periodistas que documentaban el coronavirus

Feb 16, 2020

Ambos hombres se inspiraron en el caso del doctor que lanzó la alerta del coronavirus

Por separado, los periodistas documentaban los efectos del virus en Wuhan 

Familiares y amigos reportaron la desaparición de dos hombres identificados como Fang Bin y Chen Qiushi, que se denominaban ‘periodistas ciudadanos’ y que documentaban, por separado, los efectos del coronavirus en Wuhan.

Ambos periodistas se inspiraron en el caso del doctor Li Wenliang que murió a consecuencia de esta enfermedad y que lanzó la alerta sobre el virus.

Los hombres se enfocaron en mostrar la verdad sobre esta crisis de salud mundial, con imágenes que no sería proyectadas por medios estatales, detalló Noticieros Televisa.

A finales de enero del año en curso Qiushi viajó a Wuhan para documentar lo que estaba sucediendo en el epicentro del virus. Chen compartía sus videos a través de una cuenta de YouTube, plataforma prohibida en aquél país, en la que se puede acceder por una red virtual privada.

El periodista entrevistaba a residentes de la capital de Hubei y criticaba al régimen, además de denunciar la falta de recursos y medidas para combatir el coronavirus.

Fue el pasado 7 de febrero cuando la madre de Qiushi compartió un video en Twitter donde avisó que no sabía nada de su hijo, sin embargo, un amigo suyo compartió otro clip en el que sospechaba que Chen había sido puesto en cuarentena obligatoria pese a no estar enfermo.

  Trump asegura que recibió llamadas de Peña Nieto y Trudeau para renegociar el TLACN

Por otra parte, Fang Bin fue reportado como desaparecido desde el 9 de febrero cuando subió una videograbación de 13 segundos en la que hacía un llamado urgente a la gente para levantarse contra el gobierno y recuperar el poder.

También viajó a finales del mes pasado a la Wuhan para mostrar cómo era la vida en la ciudad, incluso en un principio solo mostraba lo solitarias que lucían las calles.

No obstante, el 1 de febrero publicó un video en YouTube en el que aparecían ocho cuerpos sin vida apilados en un camión afuera de un hospital de Wuhan.

Esa misma tarde, el periodista fue detenido por las autoridades chinas e interrogado por las videograbaciones, y aunque recibió una advertencia fue puesto en libertad. Algunos días después compartió dicho video y desde entonces nadie volvió a saber de él.

 

Feb 16, 2020