Mundo

Una mujer logra escapar tras permanecer 30 años secuestrada por un hombre

Feb 12, 2020

Los hechos habrían sucedido en 1988, cuando la víctima tenía 17 años de edad

Tras darse a conocer el caso, se denunció que el hombre tendría a más mujeres secuestradas, situación que las autoridades confirmaron

En Aragua, Venezuela, una mujer logró escapar del lugar en donde estuvo secuestrada por más de 30 años, por un sujeto identificado como Matías Enrique Salazar Moure, alías ‘el gordo Matías’.

Los hechos habrían sucedido en 1988, cuando Morella, seudónimo que se le asignó por motivos de seguridad, tenía 17 años y Matías 23, luego de mantener una relación de noviazgo que duró un año.

La víctima relató que tras encontrarse en una terminal de autobuses, el secuestrador la amenazó y se la llevó por la fuerza a un hotel y después la traslado por varias viviendas hasta que se instalaron definitivamente en un apartamento en el que pasaron los últimos 18 años.

La mujer habría sido amenazada, golpeada y violada en varias ocasiones por su captor, quien pese a no vivir con ella, la visitaba a diario para alimentarla, según información referida por el portal RT.

Durante su encierro, Morella no podía ver la luz del día ni asomarse a las ventanas, además. Si los vecinos escuchaban algunos ruidos, Matías les decía que se trataba de la señora de limpieza.

Aunque en dos ocasiones los vecinos solicitaron la ayuda de la policía, quienes acudieron al inmueble, las amenazas lograron que la mujer ocultara su situación.

“La golpeaba mucho, la amenazaba y la traumatizó tanto que ella tenía miedo de levantarse. En dos oportunidades él (Matías) dejó unas llaves, que no eran las del apartamento, y ella intentó abrir la puerta, pero él al regresar se dio cuenta y las golpizas fueron brutales. Ella ya tenía miedo de hacer cualquier cosa y que él la matara”, relató Óscar Hernández, sobrino de la víctima.

Fue el pasado 24 de enero cuando Morella, de 49 años de edad, encontró unas llaves que sí abrieron la puerta del apartamento, por lo que aprovechó la ausencia de Matías y escapó con rumbo al Instituto de La Mujer de Aragua, en donde una trabajadora de la dependencia remitió el caso al Ministerio Público.

  Trump busca impuesto del 20% a productos mexicanos para pagar el muro

Días después, la policía localizó a la familia de Morella, de quien su madre falleció ocho años atrás, pero el resto de sus parientes aún la recordaban.

“Me preguntaron si era familiar de la señora Morella y yo me asusté, pensé que me iban a decir que habían encontrado su cuerpo. Pero no fue así, estaba viva. Y la fuimos a buscar, fue un momento muy emotivo. Yo no conocía a mi tía, pero siempre se hablaba de ella. Matías la aisló completamente, de ella no había registros en el Consejo Nacional Electoral, en un banco, o algún rastro público”, detalló Óscar.

Tras darse a conocer el caso, en redes sociales se denunció que el hombre tendría a más mujeres secuestradas, situación que las autoridades confirmaron.

Una de sus víctimas era su esposa, quien permaneció 32 años encerrada en la casa de la madre de Matías, Margarita Moure, quien ayudaba a su hijo y suministraba sustancias psicotrópicas a su nuera para mantenerla inconsciente.

“Yo tengo cinco hijos y ninguno de mis hijos es delincuente. Todo esto es un chisme que se ha creado. Mi hijo se casó a los 18 años y ella vive aquí conmigo. Les aconsejo que no se metan en esto porque pueden salir perjudicados”, expresó Moure a periodistas que intentaron entrevistarla

Otro caso fue el de una mujer quien fue raptada hace 23 años, secuestro durante el cual la víctima quedó embarazada de una niña, a quien Matías llevaba al colegio. Madre e hija vivían justo frente al edificio en donde Morella permanecía secuestrada.

Feb 12, 2020