México

Espiral de violencia en Veracruz: narcofosas, balaceras, secuestros…

Jul 8, 2014

Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- En los últimos 20 días, esta entidad ha registrado una espiral de violencia con el hallazgo de dos cementerios clandestinos en la Cuenca del Papaloapan, balaceras entre Zetas y fuerzas policíacas y federales en los municipios de Tecolutla, Orizaba y el Puerto de Veracruz, y una racha de secuestros en Boca del Río, Xalapa y en el corredor industrial, Córdoba-Orizaba.

Los delitos del fuero común también han estado a la orden del día: asaltos a camiones de pasajeros en carreteras del sur de la entidad y balaceras y atracos a centros comerciales a plena luz del día en la zona norte de la entidad.

A tal punto llega ya la exasperación de la población que en el caso particular de esta ciudad operan grupos autodenominados “vecino vigilante”.

La crisis de seguridad no parece inquietar al gobierno de Javier Duarte que hasta se da el lujo de negar el hallazgo de una nueva narcofosa en la congregación, Paraíso Novillero, del municipio de Cosamaloapan, de la que fueron exhumados ocho cuerpos.

“Es un rollo, un montón de rumores. Se traen un rollo ahí con el tema, es el rumor lógico que se genera en este y en muchas otras cosas“, declaró el fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, el pasado fin de semana.

  Daniel Karam y el autoelogio a la impunidad

Sin embargo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ya tomó cartas en el asunto.

Secuestro de alto nivel

El pasado viernes 4 un comando irrumpió en el fraccionamiento Costa de Oro y secuestró al menor Rafael De Diego Nieto, sobrino de una de las familias más acaudaladas de Boca del Río, y a su nana, Gabriela Mixtega Alemán.

Este lunes, el niño de 7 años y la nana fueron rescatados luego de un operativo en el que participaron elementos de las policías federal y estatal. Hasta ahora, no se ha informado si se pagó rescate y si hay detenidos.

En esta ciudad, en los municipios norteños de Tantoyuca, Álamo, Panuco, en Cosamaloapan y en la zona centro, que comprende Córdoba-Orizaba, no cesa tampoco la ola de secuestros y “levantones”. En algunos casos, células delincuenciales solicitan el pago de un cuantioso “rescate”, en otros, el delito sólo queda como “desaparición forzada”.

Seguir leyendo aquí: Proceso.com.mx

Jul 8, 2014