Categorías
México

Funcionarios cercanos a García Luna son acusados en EU de colaborar con el narco

Se trata de Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño

Aunque en un inicio fueron elogiados por las autoridades estadounidenses por su lucha contra los grupos de narcotráfico, ahora son acusados

Mandos de la Policía Federal, cercanos al exsecretario de Seguridad Genaro García Luna, también están acusados por autoridades de Estados Unidos de presuntamente recibir sobornos de cárteles mexicanos de drogas.

De acuerdo con la periodista de ProPublica, Ginger Thompson, se trata de Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño.

La reportera afirmó que “el gran jurado encontró que en lugar de combatir a los cárteles, hay evidencia de que estos hombres estuvieron colaborando con (los cárteles) y aceptando sobornos de ellos”.

Pequeño habría supervisado “las unidades antinarcóticos que fueron examinadas especialmente por la Administración de Control de Drogas de EU. Y que estaban relacionadas con dos masacres en México que dejaron decenas, posiblemente cientos de personas muertas y desaparecidas”. indicó el reporte.

Pequeño se desempeñó como jefe de inteligencia de la Policía Federal, mientras que Cárdenas Palomino fue exjefe de la División de Seguridad Regional de la misma institución.

Ambos estaban dentro del círculo más cercano de García Luna, y aunque en un inicio fueron elogiados por las autoridades estadounidenses por su lucha contra los grupos de narcotráfico, ahora son acusados por su presunta colaboración con estos cárteles, de la que habrían recibido sobornos. 

Cabe recordar que el pasado mes de mayo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en México presentó una denuncia contra Cárdenas Palomino por presunto lavado de dinero, que derivó en el  congelamiento de sus cuentas.

A Pequeño García, Cárdenas Palomino y García Luna se les acusa de cooperar ampliamente con el Cártel de Sinaloa, con el que acordaron no interferir con los envíos de droga, la mayoría hacía Estados Unidos, según información referida por El Universal.

Asimismo, los entonces funcionarios proporcionaban información a los líderes del cártel sobre operaciones de justicia en su contra, al tiempo que se enfocaban en los delitos y detenciones de otros cárteles.

También habrían asignado la supervición de funcionarios corruptos en agencias de seguridad que se encontraban en zonas donde operaba el cártel de Sinaloa.