México

Padre de joven desaparecida se une a la brillantada de Ciudad Juárez

Ago 18, 2019

Durante la protesta, José Luis exigió justicia para su hija desaparecida hace una década

El padre de Esmeralda asegura seguirá en la lucha 

Con el rostro de su hija plasmado en el pecho y con la leyenda “falto yo, no me olviden”, el padre de Esmeralda Castillo Rincón participó en la marcha contra la violencia de género en Ciudad Juárez, donde exigió por décimo año consecutivo, justicia para su hija desaparecida y castigo para sus violadores, compartió el Diario de Chihuahua.

Esmeralda desapareció el 19 de mayo de 2009 cuando tenía 14 años. Ella salió de su casa, ubicada en la colonia Postal, al norponiente de Ciudad Juárez para ir a la Secundaria Técnica 79, pero nunca regresó.

Durante la protesta, José Luis Castillo de 58 años asegura que seguirá buscando a su hija aunque lo llamen “loco”; “¿a cuántas jovencitas más tienen qué asesinar para que nuestras autoridades se pongan a trabajar?”, exclamó frente a un grupo de mujeres.

“Díganme, ¿dónde puede venir alguien ahorita a poner una denuncia por violación?, ¿dónde puede venir a pedir ayuda? Y todavía tienen la desfachatez de decir: señor Castillo, es que no procede la denuncia por violación, porque la violaron pero ella se bañó, se quitó la evidencia. ¡Váyanse al carajo!”, dijo el padre de Esmeralda.

“¿Cuál persona puede ser violada y aguantar sin bañarse hasta el siguiente día? Díganme, ¿quién puede soportar el sudor de esa persona que la mancilló hasta el siguiente día… para llevar a cabo una buena investigación?”.

“Por eso es que yo los invito a que sigamos, a que sigamos. Sí, se dice que José Luis Castillo está loco, pero si exigir justicia por mi niña, seguir buscando a mi Esmeralda Castillo que desapareció hace 10 años, un 19 de mayo es estar loco, bendita locura” .

“Voy a seguir con esta locura hasta saber dónde está mi hija, hasta saber qué fue de mi niña y que los responsables paguen por su crimen”, advirtió durante la brillantada de Ciudad Juárez.

José Luis y su esposa Martha Rincón piensan que su hija puede estar viva, pues aunque las autoridades identificaron 10 centímetros de su pie izquierdo, el cual encontraron en el Arroyo El Navajo, en la sierra del Valle de Juárez, tampoco tienen la certeza de dónde está el resto de su cuerpo. Por lo que el padre de Esmeralda logró que las autoridades retiraran el expediente del área de homicidios y lo enviaran a las unidades de lesiones y personas ausentes.

  Los Topos necesitan voluntarios especializados y donativos

La pareja tiene 10 años buscando a su hija y aseguran que la mejor forma de exigir justicia por ella es buscando también a otras mujeres, y exigiendo justicia por otras y otros desaparecidos y asesinados en Juárez.

José Luis y Martha, acompañados por sus otros hijos, nietos y amigos, se han acercado a otros padres de familia y jóvenes para darles recomendaciones sobre la prevención de trata de personas y qué hacer en caso de sufrir la desaparición de un hijo.

“Mi hija tiene 10 años desaparecida y pues seguimos en la lucha, esperando encontrarla o saber qué pasó con ella. Nunca la vamos a olvidar y a cada momento siempre está en el pensamiento de nosotros, siempre estamos recordándola y mientras tengamos vida y salud vamos a seguir buscándola hasta saber qué pasó con ella. No sabemos cuánto tiempo más va a pasar, pero aquí seguimos en la lucha”, declaró la madre de Esmeralda.

Cabe recordar que en 2018, el padre de Esmeralda subió al templete donde se encontraba, Andrés Manuel López Obrador, quien dirigió el primer foro por la pacificación y reconciliación nacional en Ciudad Juárez, Chihuahua, y le pidió al actual presidente de México y al gobernador, Javier Corral que les ayudaran a resolver su caso.

 

La madre de Esmeralda confiesa que cada vez es más difícil buscar a su hija, pero su esposo es quien le da fuerzas para seguir luchando por ella: “Es muy desesperante todo esto, porque cuando desapareció empezaron a pasar los días, las semanas, los meses; pero ahora son años. Ya son 10 años y creo que cada vez que pasa más tiempo es más nuestra desesperación, es más nuestra angustia, el sufrimiento de ver que pasan años y no hay respuesta de las autoridades”, enfatizó Rincón.

“Él es el que me dice: no me voy a cansar de seguir buscando a mi hija hasta encontrarla o hasta que ya me muera, por mientras yo voy a seguir y voy a seguir. Yo ya veo el cansancio en él, y la desesperación y la impotencia de que no hay respuesta de las autoridades. Pero vamos a seguir, hasta encontrarla”, aseguró.

“El cansancio físico y moral ya se nos está haciendo muy pesado, pero hasta encontrarla o hasta saber qué pasó con ella, porque si nosotros no lo hacemos como sus padres, las autoridades no lo van a hacer ni nadie  lo va a hacer más que nosotros que somos sus padres y sus familias”, agregó Martha quien le pide fuerzas a Dios para seguir en la lucha.

Ago 18, 2019