Tendencias

Pizzero gana dinero comprándose a sí mismo desde una app de comida

May 19, 2020

El dueño de los restaurantes empezó a recibir quejas de clientes

Doordash habían modificado la ficha de la pizzería en Google y ofrecía el producto a un precio más bajo 

En marzo de 2019, en Kansas, EU, el dueño de dos restaurantes llamados AJ’s NY Pizzeria empezó a recibir quejas de clientes que habían recibido pizzas frías o equivocadas, lo que llamó su atención porque ellos no contaban con servicio a domicilio. 

Al investigar lo que estaba pasando se dio cuenta que todo era culpa de Doordash, una empresa de reparto de comida a domicilio similar a Deliveroo y Uber Eeats, quienes habían modificado la ficha de la pizzería en Google para añadir la opción de reparto a domicilio con un enlace a su propio servicio.

Dicha jugada se convirtió en un verdadero problema para el empresario, ya que como los repartidores no estaban transportando las pizzas en las mochilas térmicas adecuadas, éstas siempre estaban frías, los clientes empezaron a dejar opiniones negativas en Yelp y los precios en Doordash eran más bajos que los de la propia pizzería.

Preocupado por la imagen de su restaurante, el dueño ideó un plan, para ello compraron así mismos 10 pizzas por 160 dólares y las enviaron a casa de otro amigo, posteriormente un repartidor de Doordash apareció en el restaurante y pagó $240 con una tarjeta de crédito.

  Un video muestra el peligro que corren los perros por ir asomando la cabeza en la ventana

Aunque fue un experimento exitoso no fue rentable, ya que el coste real de las pizzas era de $70, así que AJ’s solo obtuvo un beneficio de $10.

Más tarde pidieron otras 10 pizzas del mismo precio, pero esta vez AJ’s las envió sin ingredientes: solo la masa, que no valía prácticamente nada. Gracias a este engaño, AJ’s ganó 75 dólares, por lo que decidieron repetir el experimento varias veces durante las siguientes semanas.

Finalmente descubrieron que Doordash estaba vendiendo a pérdida como “prueba de demanda” las pizzas, sin embargo si la operación hubiera sido exitosa los repartidores hubieran representante al restaurante con un historial de pedidos en mano para firmar un acuerdo con el que habrían empezado a cobrar, directamente a AJ’s NY Pizzeria por cada pedido.

Lo interesante del caso es como Doordash y otras aplicaciones de comida modifican sin pedir permiso la ficha de los restaurantes en Google para desviar a los comensales y obtener las comisiones.

 

May 19, 2020