Categorías
México

 Vestigios del Palacio de Axayácatl son hallados debajo del Monte de Piedad en la CDMX

El descubrimiento del templo prehispánico tuvo lugar debajo del Nacional Monte de Piedad

Análisis posteriores permitieron concluir que el lugar fue la morada de Hernán Cortés, luego de la caída México-Tenochtitlan, en 1521

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hallaron vestigios del Palacio de Axayácatl, a sólo unos metros del Zócalo y de la Catedral de la Ciudad de México.

El descubrimiento del templo prehispánico tuvo lugar debajo del Nacional Monte de Piedad, según información del portal de El Financiero.

Cabe recordar que fue en el Palacio de Axayácatl en donde Moctezuma fue hecho prisionero por Hernán Cortés en 1519.

En el marco de la campaña ‘Contigo en la Distancia’, que emprendió la Secretaría de Cultura, se excavaron 12 pozos de sondeo en torno al patio principal del Nacional Monte de Piedad.

El responsable del PAU es Raúl Barrera y su colaborador José María García, quienes explicaron que efectúan obras para reforzar las columnas que delimitan y soportan el primer nivel de dicho edificio.

Gracias a esos pozos se localizaron restos de un muro de piedra y argamasa, que sirvió de cimiento y desplante para una serie de columnas del inmueble edificado alrededor de 1755.

Por ello, se dedujo que el patio central fue originalmente más amplio, además que en la sección oeste de este mismo espacio se encontraron los desplantes: basas y un fuste de otras columnas de la época virreinal temprana.

Los arqueólogos del PAU realizaron una excavación extensiva, misma que permitió ubicar restos de una habitación hecha con sillares de basalto y tezontle, de cuyo desplante parltía de un piso de lajas de basalto.

Análisis posteriores permitieron concluir que el lugar fue la morada de Hernán Cortés, luego de la caída México-Tenochtitlan, en 1521.

Debajo del firme de la casa cortesiana, a unos tres metros de profundidad, se detectaron los restos de otro piso de lajas de basalto, pero estos correspondían a la época prehispánica.

Por sus características, los expertos consideraron que el lugar formó parte de un espacio abierto del antiguo Palacio de Axayácatl, presuntamente un patio que como otras estructuras del Recinto Sagrado de Tenochtitlan, fueron destruidas por los españoles.