Mundo

Víctima revela cómo elegían a menores para ser abusados en La Luz del Mundo

Feb 13, 2020

Aseguró que realizó bailes eróticos “en varios estados de desnudez”

Recordó que para convencerla utilizaron un proceso llamado “consagración”, mismo que ella utilizó con otras víctimas

La mujer que evidenció el escándalo sexual de la iglesia La Luz del Mundo relató cómo se llevaba a cabo este delito, del que, aseguró, existen “cientos de víctimas” que no han denunciado.

Sochil Martin narró que cuando tenía nueve años de edad su tía le dijo que había sido “elegida” para servir a Samuel Joaquín Flores, en ese entonces líder de la iglesia La Luz del Mundo.

  "¡Viva la libertad! ¡Visca Catalunya! ¡Viva España!": Vargas Llosa en marcha por la unidad de España

La mujer, de ahora 33 años de edad, recordó que para convencerla utilizaron un proceso llamado “consagración”, el cual ella misma utilizó con otras menores para los mismo fines.

En la “consagración” se utilizaban citas bíblicas y se les pedía realizar bailes eróticos o cualquier otro acto sexual que el pastor les pidiera, recordó en una entrevista para Univisión.

Tras denunciar este delito ante las autoridades estadounidenses, y que el caso saliera a la luz, se unieron cuatro mujeres a estas acusaciones, incluyendo tres menores, quienes alegaron también ser víctimas.

“Son cientos (de víctimas) y si estamos hablando del tiempo de Aarón (el abuelo de Naasón Joaquín y fundador del culto) son miles”, aseguró Martin, testigo principal de la Fiscalía de California.

Quien hasta hace unos años fue asistente personal de Naasón Joaquín encabeza una demanda civil, en la que se acusa al religioso y parte de su familia de crimen organizado, tráfico de personas, trabajo forzado, agresión sexual y otros delitos.

En su denuncia, la mujer aseguró que realizó bailes eróticos “en varios estados de desnudez” siendo menor de edad, además de reclutar bajo presión a otras menores para “el harén” del ‘Apóstol’.

Asimismo, habría sostenido relaciones con Naasón Joaquín y con quién éste le pidiera, por lo que se dijo violada “docenas de veces”, actos durante los cuales también habría sido golpeada por no cumplir con las aberraciones del religioso.

“Nos pedía explícitamente a quiénes buscar, cómo buscarlas, qué color de piel, qué tipo de pelo, cómo quería que fueran sus labios, sus ojos, su figura. Todo eso él te pedía y nuestro trabajo era ir a buscar eso”, describió Martin sobre las víctimas que Naasón le solicitaba.

Para este reclutamiento, buscaban a niñas bonitas de 10 y 11 años en sus diversos templos, “(Naasón Joaquín) las comenzaba a llamar para platicar con ellas y uno tenía que estar ‘consagrándolas’ con explicaciones bíblicas, como a nosotros se nos dieron”, recordó.

“Te enseñan con textos bíblicos cómo los ‘Siervos de Dios’ antes tenían sus propias doncellas o eunucos que le servían, y que si estaba bien para ellos también está bien en estos tiempos”, agregó.

En la siguiente fase del abuso entraba Azalea Rangel García, quien se encuentra prófuga luego de ser señalada como cercana al dirigente de La Luz del Mundo, por lo que se le acusa de los delitos de violación y copulación oral forzada en agravio de una mujer adulta, actos en los que habría participado el ‘Apóstol’.

“Después de esa edad, cuando tienen 13, 14 años, es cuando alguien como Azalea, alguien con otro rango, ya se las lleva a su recámara para estar con él. Niños también, no solo son niñas”, afirmó Martin.

La denunciante sostuvo que hijos, nietos y sobrinos pequeños de obispos, pastores y miembros de la congregación también fueron víctimas de Naasón Joaquín.

Además, Martin consideró que el fanatismo de los fieles es tan grande que no consideran a estos actos como un abuso sexual, sino como “una bendición”.

“Pasa en todo el mundo, no solamente en Estados Unidos o en California. Eso es en México, Argentina, Colombia, Europa, Australia, Londres, Hawaii. Donde quiera que ellos visitan tienen sus ‘secretarias’, las de alto rango, y esos obispos, esos pastores, esos amigos que tienen algo ‘especial’ que entregarle. (Creen que) si le dan algo muy especial te da más bendiciones”, aseguró.

“La iglesia ve cuando entran los niños en la casa grande (la mansión de la iglesia en Guadalajara, su sede principal), en su oficina. Entran y salen (a las) nueve, once (de la noche), una de la mañana y nadie dice nada porque deciden no creerlo”, relató.

Feb 13, 2020